Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa a precio de saldo

La joven directora y autora rumana Gianina Cărbunariu ofrece en el Festival TAC de Valladolid una visión demoledora del pasaje de la economía planificada al capitalismo

Imagen de la obra 'De vânzare (En venta)'. Ampliar foto
Imagen de la obra 'De vânzare (En venta)'.

De la economía planificada, al capitalismo: la transición que hizo de Rumanía el país de la UE con mayor desigualdad y riesgo de pobreza, contada con sugestiva contundencia. De vânzare (En venta), espectáculo inmersivo en formato cinemascope, sitúa al espectador en el centro de una experiencia dramática reveladora. Nada hay más universal que lo local: hablándonos de su tierra, Gianina Cărbonariu, joven directora rumana, nos hace pensar también en lo sucedido en las repúblicas de la antigua URSS, donde el salario real es hoy inferior por lo general al del periodo soviético, como recuerda el economista Ruslan Dzarasov.

DE VÄNZARE (EN VENTA)

Autora y directora: Gianina Cărbunariu. Traducción: Marian Ochoa de Eribe. Intérpretes: Alina Berzunteanu, Marius Damian, Gabriel Pintilei, Alexandru Potocean, Gabriel Răută, Mihai Smarandache, Antoaneta Zaharia. Música: Bobo Burlăcianu. Movimiento: Florin Fieroiu. Escenografía, luz y video: Andu Dumitrescu. Producción: Teatrul Odeon de Bucarest. Valladolid. Lava, 25 y 26 de mayo.

Cărbunariu, cocreadora del grupo DramAcum, es la más prominente de una oleada de dramaturgos que aborda temas contemporáneos relevantes con técnicas de documentación periodistica: su teatro pone en entredicho la versión oficial de la historia reciente, con extraordinaria pericia. En De vânzare usa la platea como escenario, en cuyo centro invita al público a sentarse sobre fardos blancos, rodeado por un grupo de actores fantástico, como el séptimo de caballería por los indígenas.

A uno y otro lado del espectador, siempre a un palmo suyo, van tomando la palabra los obreros despedidos por multinacionales que compraron sus fábricas para cerrarlas; los habitantes del pueblo transilvano de Mosna, que el 16 de noviembre de 2013 abortaron el intento de exploración sísmica que en sus tierras pretendía llevar a cabo la poderosa gasística Prospectium; los pobladores de Pungesti, inmersos en una batalla campal contra la petrolera estadounidense Chevron, para evitar que fracture hidráulicamente el subsuelo del que beben y riegan…

“Pungesti fue tomada por policía y ejército, sin que los medios se hicieran eco de ello”, explica la directora. Excepcionalmente interpretadas, estas historias entran por la piel, prenden el ánimo y arrastran al público en una espiral apasionante. La pluralidad de voces que al principio reclaman nuestra atención a un lado y a otro, se convierte a medio espectáculo en foco único, metáfora de una impuesta lectura unívoca de los acontecimientos. Cărbunariu, directora invitada en dos ediciones recientes del Festival de Aviñón y en la Münchner Kammperspiele, también ha mostrado su trabajo en La Abadía y el CDN, donde se estrenó en España esta pieza programada ahora por el muy tentador Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid.

La versión simultánea en castellano, interpretada en vivo, que nos llega a través de unos cascos, resulta mejor opción (y más discreta) que los sobretítulos habituales.