Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno corregirá la “locura” del concurso para la Bienal de Venecia

Jordi Colomer critica los seis meses que ha tenido para su proyecto "nómada" que representa a España este año

Una de las imágenes de un vídeo de Jordi Colomer.
Una de las imágenes de un vídeo de Jordi Colomer.

Estaba explicando su ¡Únete!, Join us!, el pabellón "nómada" que llama a la movilización ciudadana, el proyecto elegido para representar a España en la Bienal de Venecia, una reflexión sobre el nacionalismo, la arquitectura y la acción colectiva, cuando Jordi Colomer hizo este jueves un alto en el camino, como un aparte teatral. Entonces el artista catalán criticó abiertamente el concurso organizado por el Gobierno para elegir el contenido del pabellón español de la BIenal, que se inaugura el 13 de mayo, por el plazo de seis meses que se concede para la realización de la iniciativa. "Es una locura", dijo en alusión a ese periodo de tiempo que consideró muy corto. A su lado, estaban sentados Roberto Varela, director de Relaciones Culturales y Científicas del Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y Elvira Marco, directora de Acción Cultural Española (AC/E), entidades del Gobierno que organizan y financian el pabellón español.

Colomer explicó que en otros países el plazo suele ser de un año, incluso de dos años, como en el caso de Canadá. "Sería un puntazo en las próximas ediciones tener en cuenta esto", añadió el artista catalán, que estuvo acompañado del comisario de su obra en Venecia, Manuel Segade.

Roberto Varela y Elvira Marco recogieron el guante y se comprometieron "públicamente" a intentar dar "al menos un año" para que el proyecto seleccionado para la Bienal próxima pueda desarrollarse, y que no pase más lo que le ha ocurrido a "¡Únete!", aunque al final el proyecto se ha podido concluir a tiempo y como estaba concebido. Varela aludió a los problemas para formar gobierno en los últimos dos años y cuando se le hizo ver que en otras ediciones también ha pasado lo mismo, lo atribuyó a posibles trabas burocráticas y a la lentitud administrativa. El acto de presentación del pabellón español tuvo lugar en la sede de la AECID.

El presupuesto para el proyecto aseciende a 350.000 euros, 50.000 euros menos que el pasado año. Varela señaló que es una cantidad similar a la que emplean otro países, aunque menor a la Francia, por ejemplo. Colomer añadió que en el mundo artístico se bromea con el presupuesto se divide por dos cada dos años.  

El punto de partida de la propuesta para la Bienal de Venecia de 2017, que se desarrollará hasta el 26 de noviembre, es la ficción de un grupo que se traslada por diferentes puntos geográficos, como Barcelona, Atenas o Nashville (Tennessee, Estados Unidos), guiados por tres mujeres.

Ellas son la actriz Laura Weissmahr, la compositora y cantante Lydia Lynch y la bailarina catalana de origen hindú Anita Deb, quienes con sus movimientos componen una semántica del desplazamiento. Invitan a todos los transeúntes a unise a la inciativa, que arranca a partir de un pequeño grupo. 

Y lo hacen a través de escenarios "muy variados", marcados por la pobreza de recursos: un autódromo que se abandonó en los años cincuenta en Sitges porque los coches salían despedidos, un aparcamiento de caravanas, espacios condicionados por el turismo en el Mediterráneo, o lugares que han hecho de la imitación de otros su razón de ser, como la replica del Partenón de Nashville.

Así, se "ha automatizado" el pabellón español, en el que se podrán ver los vídeos creados por Colomer, quien ha destacado la importancia de su propuesta en un "tiempo en el que vivimos el nomadismo como una cosa forzosa", grupos de personas que se ven obligadas a moverse "porque caen bombas en sus casas".

En el vídeo se mueven en burro, en bicicleta, en un vehículo que habilita en su parte posterior una especie de escenario, en un pabellón con ruedas, en paneles móviles con fachadas de hoteles de tres y cuatro estrellas de la costa... La propia existencia decimonónica de pabellones nacionales en los jardines de Venecia donde se celebra la Bienal, ha sido un punto de partida del proyecto de Colomer. 

"Es un gran tabú no hablar de esta gente nómada", denuncia Colomer, que con esta serie de vídeos que salpican las instalaciones con microrrelatos conectados pretende que el "público sea parte integrante de la obra". De hecho, aludió a que la convocatoria ciudadana para participar en el proyecto ha sido un éxito, y ahora las movilizaciones siguen su curso.

Borja-Villel presidirá el jurado de la próxima Bienal

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ha sido elegido presidente del jurado de la 57 Bienal de Venecia, según anunció este jueves en nota de prensa la pinacoteca madrileña.

Esta edición, que se abrirá al público el próximo 13 de mayo y se mantendrá abierta hasta el 23 de noviembre, cuenta con Christine Macel como directora y un programa titulado "Viva Arte Viva", con el que el evento aspira a tomar un nuevo rumbo, "enfatizando el papel del artista en la invención de sus universos".

El jurado que presidirá Borja-Villel estará integrado además por Francesca Alfano Miglietti, comisaria de exposiciones, espectáculos y conferencias, y el taiwanés Amy Cheng, conservador, escritor y co-fundador de TheCube Project Space.

También formarán parte del mismo el periodista y dj camerunés Ntone edjabe, que es además fundador de la publicación de arte panafricano "Chimurenga", y el conservador de arte internacional de la Tate Modern de Londres Mark Godfrey.

Los miembros del jurado han sido elegidos por el Consejo de Administración de la Bienal de Venecia, a propuesta de la directora, Christine Macel.

Manuel Borja-Villel dirige el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid desde 2008, tras desempeñar el mismo puesto es otras dos importantes instituciones artísticas españolas: la Fundació Tàpies de Barcelona, de 1990 a 1998, y el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA), de 1998 a 2008).