Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Materia encendida

'Lumbres' recoge una completa muestra de la escritura de Antonio Colinas, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2016

Materia encendida

Pocas cosas resultan más gratas al lector que un buen libro que empieza por un buen título. Lumbres lo es. Lumbre es un vocablo casi desu­sado. De campo. Trae súbitamente los orígenes latinos: lumen, no tanto “la luz”, sino lo “lo que da luz”. Antonio Colinas ha recobrado todos los sentidos populares y cultos del término para darle un carácter simbólico que irradia al conjunto de su obra. En plural, viene a equivaler a sus poemas, a sus libros, a los momentos que ha ido compartiendo con sus lectores durante décadas.

Lumbres es la antología editada con motivo de la concesión al poeta del Premio Reina Sofía. Recoge una completa muestra de su escritura, seleccionada por el propio Colinas, aunque al mismo tiempo es un libro nuevo, tan imprescindible para quien conozca su obra como para quien desee conocerla. La imagen de cubierta parece a primera vista un cuadro de algún hermético italiano, si no del propio Giorgio de Chirico. Resulta ser la foto de un trigal, hecha con el móvil por el poeta.

La introducción de Antonio Sánchez Zamarreño y María Sánchez-Pérez explica con claridad el compromiso sostenido y difícil de Colinas con la belleza, en un proyecto que se adscribe sin duda a una poesía de estirpe humanística. Desentrañan los editores algunos secretos del poeta, desde las claves de su música hasta “la dejación de las potencias”, ese abandono propio de la mística sufí y sanjuanista o de la filosofía zen. Añaden una completa bibliografía, que transforma el ejemplar de bibliófilo en un excelente y utilísimo manual universitario. Puestos a compartir algunos secretos, el extenso álbum de fotos personales, seleccionado también por Colinas, surge en el corazón del libro como una sorpresa que humaniza y vuelve preciosa la edición. En esa cuenta entran igualmente los facsímiles de dos manuscritos, y tres poemas inéditos que pueden calificarse de magnos: “y mi razón no es ya /razón para la muerte”.

Llegados al colofón franciscano comprendemos que tenemos entre manos un códice signado por la armonía, de principio a fin. Lumbre, asegura la Real Academia Española, es un fuego prendido voluntariamente. Acotación perfecta de lo que es un poema, esa rara obra de arte hecha de lenguaje que comunica luz y calor. Otra definición de la Academia acota la modernidad radical de esta poesía: materia combustible encendida. Exactamente eso, pero en plural.

Lumbres. Antonio Colinas. Universidad de Salamanca / Patrimonio Nacional, 2016. 324 páginas. 20 euros