Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RADAR LATINO

Residente y su viaje por el mundo transformado en canciones

El cantante de Calle 13 recorrió 14 países en busca de sus ancestros para crear su nuevo disco

René Pérez mejor conocido como Residente en una imagen promocional de su nuevo disco.
René Pérez mejor conocido como Residente en una imagen promocional de su nuevo disco.

Para René Pérez Joglar, más conocido como Residente, la música justifica todo. Hasta un viaje de dos años por cuatro continentes y más de 14 países para conocer los componentes de su ADN. El recorrido culminó con un libro, un documental, y el primer disco en solitario del músico puertorriqueño que durante más de una década fue la voz de Calle 13. Un proyecto del que hace unos días estrenó la primera canción, y que dará a conocer al completo en marzo.

Su vuelta al mundo empezó a gestarse hace casi seis años, cuando un amigo —que colabora en este proyecto— le propuso hacerse una prueba de ADN y visitar los lugares que revelara el estudio para conocer a sus ancestros. Pero la palabra música no aparecía en la propuesta, por lo que a Residente (San Juan, Puerto Rico, 1978) no le “cerraba”. “Como que le faltaba algo adicional, necesitaba algo que justificara más el viaje. Entonces hace como dos años que se me ocurre relacionarlo con lo que hago y ahí decido: ¿por qué no hago música basada en esas pruebas de ADN?”, cuenta por teléfono desde Nueva York, donde se encuentra haciendo los últimos arreglos del disco que fue grabado en los míticos estudios Electric Lady de Jimi Hendrix.

Lo primero que hizo fue trazar las rutas del ADN y dejar que la historia lo llevara a cada uno de los sitios. “No solo te aparece un lugar y te dice tienes tanto por ciento de Siberia, sino que, si tienes 7% de nativo americano y está concentrado en el norte por Alaska, sabes que tienes 7% de Siberia porque de ahí cruzaron el estrecho de Bering para poblar América”, explica con un ritmo muy pausado, que contrasta con el que suele utilizar sobre un escenario, con los gritos con los que ha denunciado la corrupción y el hambre en América Latina.

Si bien en Calle 13 —etapa que asegura ha quedado atrás al menos “por los próximos cinco años”—, tenía total libertad creativa, hacer un proyecto en solitario le parece “más fácil”. Y le ha servido como un espacio de reflexión. Cuándo se le pregunta si sus letras seguirán hablando de temas sociales afirma que no, que ha escrito cosas “más personales”. Pero Somos anormales, su primer sencillo estrenado hace unos días, lo contradice. “Lo que no es igual sobresale”, “Somos igual de distintos”, canta en un vídeo en el que se pueden ver a personas de todos los tamaños y colores salir de la vagina de una mujer negra gigante. “Sorprende bastante. Explica, para mí, la evolución de la humanidad. Física y social, pero de manera simple, con humor”, dice sobre el vídeo en el que aparecen Óscar Jaenada, Leonor Watling y John Leguizamo, y del cual está muy orgulloso por haber dirigido. “Siempre trabajé en mis vídeos pero en este asumí toda la responsabilidad y me siento feliz. Me gusta y quiero seguir haciendo vídeos, por lo menos mis vídeos”.

En su viaje por cuatro continentes, que recoge en una experiencia interactiva en su página web, Residente descubrió las diferencias que nos hacen iguales. Después de convivir con cazadores en Siberia y ver la guerra de cerca en Osetia o Burkina Faso y Ghana, llegó a una conclusión: "Nos parecemos en lo distinto que somos. Entonces eso se traduce en todo, en la música, es como distinta pero al mismo tiempo es igual. Quizá el tempo es distinto en algunos países, pero hacen cosas similares”. Para él, la música es igual en Puerto Rico que en China.