Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A pleno sol

'Mine' tiene alma de aparatoso 'video-book' concebido como llamativo catálogo de las capacidades, sobre todo técnicas, de sus responsables

MINE

Dirección: Fabio Guaglione y Fabio Resinaro.

Intérpretes: Armie Hammer, Tom Cullin, Annabelle Wallis, Clint Dyer.

Género: acción. Estados Unidos, 2016

Duración: 106 minutos.

Hace ya seis años, Rodrigo Cortés se atrevió con un laborioso ejercicio de situación única —Buried (2010)—, que, además de entroncar con la ilustre tradición presidida por el Náufragos (1944) de Hitchcock, revelaba una admirable capacidad para construir un discurso sólido respetando las reglas de un juego endiablado tanto en lo formal como en lo narrativo. La película, sí, se permitía sus licencias, pero Cortés sabía mantenerlas dentro de los márgenes de lo legítimo.

Debut en el largo de los milaneses Fabio Guaglione y Fabio Resinaro, conocidos con el nombre de guerra de Fabio&Fabio, Mine parece mirarse, sin reparos, en el espejo de Buried, pero, lejos de afirmarse como una obra capaz de defenderse por sí misma, la película tiene alma de tarjeta de presentación ante la industria, de aparatoso video-book concebido como llamativo catálogo de las capacidades, sobre todo técnicas, de sus responsables. Esta historia de un soldado que, tras una misión fallida, no puede levantar el pie de la mina que ha pisado en pleno desierto despliega, en su primer tramo, una palpable capacidad para mantener la atención del espectador y, de paso, activar el mecanismo del suspense mediante el eficaz manejo de tiempo y espacio. Más adelante, no tardan en aparecer los trucos de trilero en forma de alucinaciones inducidas por el calor o a través de la emergencia de traumas que sobrecargan innecesariamente el relato hasta llevarlo a extremos ridículos. Los Fabios deberían haber caído en que la situación única exigía síntesis y no pirotecnia gratuita.

Más información