Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monet supera su récord en subasta con un almiar de 75 millones de euros

La sesión de Impresionismo y Arte Moderno de Christie’s también supuso una plusmarca para Kandinsky en Nueva York

Uno de los famosos almiares del impresionista Claude Monet.
Uno de los famosos almiares del impresionista Claude Monet.

La casa de subastas Christie's, que el 15 de noviembre celebraba un récord para un Willem de Kooning vendido por 66,3 millones de dólares (61,5 millones de euros), subió el listón hasta los 81,5 millones (75 millones de euros) por uno de los famosos almiares del impresionista Claude Monet. En concreto, fue el último de la serie de 25 que realizó entre 1890 y 1891, cuyos hermanos han encontrado hueco en los mejores museos del mundo, desde Orsay en París al Metropolitan de Nueva York.

La técnica impresionista del maestro francés fue depurándose con los estudios de luz sobre algo tan rústico como montones de paja, mucho antes de la serie dedicada a los nenúfares que se identifican automáticamente con su pincel, y este tenía la plusvalía de la culminación.

Además, esta venta —que se resolvió por teléfono después de 14 minutos de puja— fue una gran alegría para el mercado del arte, que en los dos primeros días de subastas otoñales en Manhattan había superado las expectativas con sudor, pues el récord de Las chicas en el puente de Edvard Munch en Sotheby's el lunes rebasó ligeramente los 50 millones estimados. Sin embargo, la pieza de Monet dejó atrás con mucha holgura las estimaciones que fijaban su precio alrededor de los 45 millones.

Se esperaba un botín millonario pero no un récord para el artista en subasta, que hasta ahora se ubicaba en 80,4 millones alcanzados por su obra más tardía, Le Bassin aux nympheas, de 1919, adjudicado por Christie's en Londres en 2008.

Monet eclipsó otra plusmarca, la del artista abstracto ruso Wassily Kandinsky, que nunca había alcanzado en puja un precio tan alto como el que logró en esta sesión con Rigide et courbé, pintado en 1935, y que se vendió por 23,31 millones de dólares (21,4 millones de euros).

Además, y como es costumbre en toda subasta de este género que se precie, Pablo Picasso colaboró notablemente al cómputo final con tres obras millonarias: el retrato de Dora Maar con título Busto de mujer marcó los 22,6 millones de dólares (21 millones de euros); Hombre con pipa se quedó en 18,7 millones (17,1 millones en euros) y cerró la lista de los diez más cotizados con L’Atelier, adjudicado por 6,2 millones de dólares (5,7 millones de euros).

La sesión, con 49 lotes subastados, recaudó en total 246,34 millones de dólares (200 millones de euros), con lo que la batalla interna entre Sotheby’s y Christie’s se inclinó dentro del Impresionismo y Arte Moderno hacia esta última casa, pues Sotheby’s el lunes en esta categoría hizo 157,7 millones de dólares (146,7 millones de euros).