Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subastada por 18.000 euros la cámara con la que Korda retrató al Che

La Leica, con la que el fotógrafo trabajó 20 años, ha sido vendida por su hijo en una casa de pujas de Internet

Alberto Korda posando junto al retrato del Che Guevara en agosto de 2000.
Alberto Korda posando junto al retrato del Che Guevara en agosto de 2000. Reuters

La Leica con la que el gran fotógrafo cubano Alberto Korda (1928-2001) inmortalizó a Ernesto Che Guevara se ha subastado por 18.000 euros en el portal de subastas online Catawiki. Esa Leica era la cámara preferida de Korda y con la que trabajó en los años cincuenta y sesenta, informa la web. El vendedor ha sido su propio hijo Dante Korda, aunque del comprador "solo se puede decir" que es un austríaco, afirmaron este lunes fuentes de Catawiki, informó Efe.

Alberto Díaz Gutiérrez —nombre real de Korda— fue un fotógrafo cubano que retrató diferentes momentos de la revolución en la isla y acompañó a Fidel Castro en todos sus recorridos durante esos años. El portal de subastas señala que "su momento de gloria" llegó cuando consiguió capturar la imagen del Che, que fue titulada como Guerrillero heroico y que tomó el 5 de marzo de 1960.

En ella se muestra a Ernesto Guevara con una boina negra mirando el cortejo fúnebre en las calles de La Habana de los muertos en el atentado terrorista al barco La Coubre. De su icónica toma siempre dijo, con modestia, que en realidad fue un "instante de suerte". Según los expertos, esta fotografía es la imagen más reproducida de la historia.

La Leica de Korda subastada, con la que tomó el retrato del Che Guevara.
La Leica de Korda subastada, con la que tomó el retrato del Che Guevara.

En una de sus entrevistas, Korda aseguró que en el momento de tomar aquella instantánea el Che parecía indignado y enfadado, pero con el tiempo comprobó que reflejaba "valor y confianza". Además, explicó que la imagen se publicó después de la muerte del guerrillero, el 9 de octubre de 1967, a manos del Ejército boliviano. Al instante se convirtió en una de las "más famosas de todo el mundo".

"En un principio se estimó que la cámara podría alcanzar hasta los 8.000 euros en la subasta, pero el interés que levanta la figura del Che ha hecho superar todas las expectativas. En la recta final de la subasta las pujas empezaron a crecer, de tal manera que al terminar tras 46 pujas, la cantidad fue de 18.100 euros, un 125% más de lo estimado inicialmente", dijo el director general de Catawiki en España, Alejandro Sánchez.

El artista cubano, que cambió su apellido Díaz por Korda para que la gente lo relacionara con Kodak y, por lo tanto, con fotografía, cambió sus objetivos en el arte de la imagen debido a las condiciones de la revolución, y se dedicó a buscar modelos en las grandes concentraciones de la población y en las manifestaciones masivas. Korda murió de un infarto a los 72 años.

Usada más de 20 años, aún funciona

La web Catawiki muestra una descripción de la Leica subastada, realizada por el hijo de Korda: "Mi padre, Alberto Korda, fue uno de los pocos reporteros gráficos cubanos encargados de captar la atención del mundo en la Revolución cubana. Siguió a los líderes cubanos y se convirtió en el fotógrafo personal de Fidel Castro, por petición del dirigente cubano, por más de una década".

"La pasión de mi padre y sus excepcionales habilidades como fotógrafo hicieron de todos los acontecimientos de la revolución un magnífico momento, una representación genuina de una era de cambios y de belleza".

"Esta cámara fue una de las favoritas de mi padre. Mi padre utilizó esta cámara en los años cincuenta y sesenta y la conservó el resto de su vida".