Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La torera madrileña Cristina Sánchez reaparecerá por una causa solidaria

Hará el paseíllo el 20 de agosto en Cuenca junto a Enrique Ponce y Julián López El Juli

La matadora de toros española Cristina Sánchez, retirada de los ruedos hace ahora 17 años, reaparecerá por un día el próximo 20 de agosto en Cuenca en una corrida de carácter solidario, según ha confirmado la empresa Maxitoro, adjudicataria del coso conquense.

Sánchez compartirá cartel con Enrique Ponce y Julián López El Juli, y los honorarios serán donados íntegramente a la fundación del doctor Madero para ayudar a la investigación del cáncer infantil.

Los toros que se lidiarán para la ocasión pertenecerán a la ganadería de Daniel Ruiz.

Cristina Sánchez (Madrid, 1972) ha sido una de las mujeres toreras más importantes de la historia del toreo. Fue la primera en abrir la Puerta Grande de Las Ventas, el 8 de julio de 1995, cuando aún era novillera; también salió a hombros por la puerta de cuadrillas en Sevilla y en otras plazas importantes del circuito nacional e hispanoamericano.

Tomó la alternativa el 25 de mayo de 1996 en la plaza francesa de Nimes, apadrinada por Curro Romero y con José María Manzanares, padre, como testigo, convirtiéndose ese día en la primera mujer en doctorarse como matadora de toros en ruedos europeos.

También es la única fémina en confirmar doctorado en Las Ventas, el 12 de mayo de 1998, en plena Feria de San Isidro, con Curro Vázquez y David Luguillano de padrino y testigo, respectivamente.

Pero un año después decido retirarse de los ruedos con tan sólo 27 años ante las pocas corridas para la que era contratada por el ‘machismo’ de la fiesta (boicot de compañeros a formar cartel). El 12 de octubre de aquel año colgó el traje de luces en Las Ventas acompañada en el cartel por Fernando Cepeda y Javier Conde.