La larga noche del Bosco

La muestra dedicada al pintor en Holanda cierra con más de 400.000 visitantes y horarios de apertura hasta la medianoche

Visitantes de la exposición sobre El Bosco en Den Bosch contemplan 'El carro de heno'.
Visitantes de la exposición sobre El Bosco en Den Bosch contemplan 'El carro de heno'.KOEN VAN WEEL / EFE

Los museos regionales son cada vez más visibles en la escena artística europea, y el Noordbrabants, abierto en la ciudad holandesa de Den Bosch (Bolduque, en español) ha puesto el listón muy alto. La muestra Jheronimus Bosch, visiones de un genio, dedicada a su famoso pintor y vecino, ha reunido en tres meses a 421.700 personas. No solo ha sido la apuesta más exitosa en sus 180 años de historia. Se conmemora el 500 aniversario de la muerte del artista (1450-1516) y la gran afluencia de público ha obligado a ampliar los horarios de apertura. Primero hasta las 20 horas, luego hasta las 11 de la noche, y el pasado fin de semana —el último— la sala estuvo abierta el día entero. Fue la denominada “noche de la lechuza”, y congregó a unos 4.000 aficionados.

Más información

Con 17 pinturas y 19 dibujos repartidos sobre un fondo negro, y metidos en urnas de cristal iluminadas como si fueran joyas de poner, un 23% de las peticiones de entradas online llegó de 81 países de los cinco continentes. Los también artistas Anish Kapoor y Damien Hirst, los actores John Lithgow y Patricia Arquette, y los músicos David Byrne y Jools Holland, figuran entre los visitantes. El museo del Prado abre el próximo 31 de mayo la mayor exhibición dedicada al Bosco, donde podrá verse El Jardín de las Delicias, que nunca sale de España.

La muestra no ha estado exenta de polémica, ya que el Proyecto Internacional de Investigación y Conservación sobre la obra del Bosco calentó motores antes de su apertura con varias afirmaciones llamativas. Concebido para analizar y catalogar la producción completa, en noviembre de 2015 sus expertos afirmaron que Mesa de los pecados capitales (El Prado) y Cristo con la Cruz a cuestas (Museo de Bellas Artes de Gante), no son suyos. Aunque fueron ejecutados en su entorno y en su época, “lo más probable es que se deban a sus seguidores, y por tanto no se le pueden adjudicar”, dijeron. Contestada por el museo del Prado, a esta afirmación le siguieron otras igualmente controvertidas.

En febrero pasado, Matthijs Ilsink y Jos Koldeweij, los mismos estudiosos que anularon la autoría de La Mesa, descartaron otros dos títulos del artista: Las tentaciones de San Antonio Abad y La Extracción de la piedra de la locura, propiedad asimismo de la pinacoteca española. En su opinión, ambos pertenecen a sus seguidores. El Prado tampoco comparte su parecer, y no prestó las tablas al centró holandés. Sí cedió El carro de heno y espera presentar sus propias conclusiones a finales de mayo. Ilsink y Koldeweij sí adjudicaron al Bosco el tríptico titulado El juicio final, también llamado El juicio de Brujas, expuesto en el Museo Groeninge, de la ciudad belga. Después aseguraron que era suya, y no de un aprendiz, una versión de Las tentaciones de San Antonio, guardada en el almacén del Museo de Arte Nelson-Atkins, de Kansas (EE UU). Lo mismo ocurrió con el dibujo Paisaje Infernal, en manos de una colección privada.

El debate generado por las conclusiones del Proyecto no ha afectado la cita holandesa, ni tampoco a la ciudad de Den Bosch, también llamada ´s-Hertogenbosch (el bosque del duque). El Ayuntamiento ha dedicado todo el año 2016 al pintor, y la villa, que no llega a los 150.000 habitantes, seguirá con sus pasacalles, festivales de comida medieval, desfiles acuáticos, teatro y música dedicada a su paisano más universal. Un hombre que residió allí toda la vida y del que, curiosamente, su ciudad no conserva ninguna obra.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50