Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosendo no quiere que le hagan una escultura en Carabanchel, su barrio

El rockero agradece la propuesta de Ahora Madrid, pero replica: "Hay motivos más importantes para gastar el dinero"

Rosendo, durante una entrevista en noviembre pasado.
Rosendo, durante una entrevista en noviembre pasado.

Lleva tiempo Rosendo Mercado resistiéndose al intento de miles de seguidores de levantarle una estatua. Ni le apetece ni cree merecerlo. Aún es más: en el caso de que ocurra declina toda responsabilidad. "No ha lugar", asegura, aunque aclara que no se puede oponer a ello.

La nota de Rosendo con la que rechaza la escultura.
La nota de Rosendo con la que rechaza la escultura.

El asunto había pasado más o menos inadvertido en los últimos tres años hasta hace unas horas, cuando se ha sabido que el grupo de Ahora Madrid en la Junta Municipal de Carabanchel, el barrio del rockero, tiene previsto llevar la iniciativa al pleno convocado para el próximo 5 de mayo.

Conocida la noticia, Rosendo colgó una primera nota en Facebook en la que, de su puño y letra, escribía sobre la intención de erigirle la escultura: “Yo creo que hay motivos más importantes para gastar el dinero en estos momentos que en poner una escultura a un cantante, guitarrista, o como queráis llamarlo. Ahí lo dejo”.

La estatua, creación del escultor José Vicente González, iba a ser colocada en la plaza de las Palmeras. La iniciativa surgió en una página de Facebook creada a tal efecto (Escultura de Rosendo en Carabanchel ya!!!), con casi 11.000 personas a quienes les gusta la idea, en Twitter (donde la cuenta creada para ese fin tiene ya 1.513 seguidores), y en change.org (con 12.503 firmantes).

La segunda nota de Rosendo, divulgada este mismo jueves.
La segunda nota de Rosendo, divulgada este mismo jueves.

Rosendo,  de 62 años, despidió en diciembre la gira más triunfal de su carrera. Tiene previsto descansar unos meses antes de volver a meterse en un estudio. Hoy ha recibido la noticia de que cada vez es más probable que su figura de bronce adorne una calle de Carabanchel y su primera reacción ha sido de rechazo. Sin embargo, horas después, el cantante ha matizado sus palabras. No quiere provocar malos entendidos, ni criticar la iniciativa del grupo municipal de Ahora Madrid y de las personas que la apoyan. Por eso, en una segunda nota, puntualiza: "Es evidente que el ahorro en una escultura no sería ni mucho menos suficiente para solucionar ningún problema de los que padece este país". A continuación, el rockero asegura que si hay algo prescindible es "una escultura dedicada a mi persona, no veo el mérito en hacer mi trabajo con responsabilidad" .

Rosendo no quiere ser partícipe de ningún homenaje por el estilo, aunque asegura entender que haya cierta unanimidad, por lo que no puede "oponerse a ello". "Quiero matizar", añade, "que no es algo que me parezca reseñable en mi currículo y desde luego que declino cualquier responsabilidad. Sean ustedes consecuentes y decidan por sus propios medios", concluye el cantante en la nota.

El pasado mes de noviembre, y entrevistado por EL PAÍS con motivo de su fin de gira, el músico madrileño mostraba su poca afición a las entrevistas y los homenajes. Y explicaba así el porqué: " No quiero salir en los medios. Salir hoy en la tele significa que voy a estar una semana saludando a medio barrio, a gente que nunca veo. Quiero tocar y hacer mi música. Yo solo soy un fulano, una patata que va por la calle como todo el mundo y que no tiene nada más que ofrecer".

Más información