Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El optimismo extravagante de Kimmy Schmidt

La comedia de Netflix explota en su segunda temporada su peculiar humor

Con sus zapatillas de colores, sus vaqueros de flores y su enorme sonrisa, Kimmy (interpretada por Ellie Kemper), la protagonista de Unbreakable Kimmy Schmidt regresa esta viernes a Netflix con al segunda temporada de la serie. La extravagante comedia creada por Tina Fey y Robert Carlock regresa con la misma carga de humor de sus primeros capítulos, al tiempo que los personajes adquieren mayor profundidad. Y todo sin perder la frescura y el optimismo saturado que caracteriza a esta particular producción.

“Esta temporada habrá muchas historias de amor y, de nuevo, mucha música”, adelanta Tituss Burgess, que encarna a Titus, el particular compañero de piso de Kimmy, una joven que, tras pasar varios años encerrada junto a otras mujeres en un búnker por el líder de una secta, decide lanzarse a la aventura e instalarse en Nueva York. Su peculiar visión del mundo, llena de inocencia, optimismo y bondad, choca inevitablemente con la realidad. En la Gran Manzana convivirá con el extravagante aspirante a actor y cantante Titus, que en los nuevos capítulos sigue con su sueño de conseguir la fama y la gloria en Broadway. “Vamos a ver a Titus enfrentarse a lo que realmente supone enamorarse y tener que preocuparse por los sentimientos de los demás, esto es algo a lo que no estábamos acostumbrados”, añade Burgess en una entrevista en París durante la presentación de los nuevos programas de Netflix. “Hay muchas más emociones que en la primera temporada”.

El optimismo extravagante de Kimmy Schmidt

Esa primera entrega acababa con la revelación de la existencia de la mujer de Titus, a la que tiene ahora que pedir perdón y que ayuda al personaje a tomar más profundidad. “Titus aprende ahora las consecuencias de sus decisiones, que no puede simplemente hacer lo que quiere cuando quiere, sino que hay otras personas involucradas”. Bajo su apariencia ultracolorida, sus toques absurdos, pinceladas superficiales y su humor ácido, la serie “toca temas muy profundos, pero el que subyace es la esperanza y la supervivencia”, recuerda Burgess. “Son dos cosas que van juntas”.

Junto a Titus, la serie regresa con una Kimmy decidida a pasar página de su cautiverio, pero que tendrá que enfrentarse a la realidad de que no todo es blanco o negro. Accederá ahora a hacer terapia, una ocasión que aprovecha Tina Fey para hacer una aparición en pantalla encarnando a la terapeuta (en la primera entrega ya se metió en la piel de una abogada). Seguirán acompañando a los protagonistas un elenco de personajes que aportan su sabor propio a la serie, con la adinerada divorciada Jacqueline (interpretada por Jane Krakowski, la secretaria de Ally McBeal) y la particular casera Lillian (Carol Kane).

Además de la propia Fey, esta segunda entrega contará con la participación especial de otras caras conocidas. Es el caso de Jeff Goldblum (La mosca, Parque Jurásico), que da vida a un presentador televisivo interesado en la historia de las chicas del búnker. Zosia Mamet (Girls) y Evan Jonigkeit (X-Men) interpretan a Sue y Bob Thompsten, dos hipsters de Austin que desembarcan en el barrio. Además, Anna Camp (True Blood) promete dar mucho juego con su papel de Deirdre Robespierre, la joven amiga y rival de Jacqueline.

El optimismo extravagante de Kimmy Schmidt

La comedia, inicialmente prevista para el canal NBC pero que finalmente se quedó Netflix, nació del equipo creativo responsable de 30 Rock. En la serie que narraba, con un tipo de humor bastante similar, los entresijos de un programa de televisión, aparecía ya gran parte del reparto, empezando por el Tituss Burgess, que participó en cuatro capítulos. “No dudé un solo momento en el éxito de Unbreakable Kimmy Schmidt. ¡Es Tina Fey! Es la clave de todo esto”, relata. Netflix parece estar de acuerdo y la ha renovado ya para una tercera temporada. “Si lo que busca es algo fresco, único, y con ritmo, no lo dude, esta comedia está hecha para usted”, concluye Burgess.

Netflix anuncia sus novedades en París

La plataforma Netflix, que cuenta ya con unos 75 millones de usuarios en todo el mundo, ha presentado en París sus principales novedades para este año y anunciado algunos de los estrenos más esperados. Así, la segunda temporada de Marco Polo ya tiene fecha de llegada: será el próximo de 1 de julio. La otra gran producción que ha levantado grandes expectativas ha sido la británica The Crown, que narra la vida de la reina Isabel II desde su coronación y que llegará a la plataforma el 4 de noviembre.

Sin entrar en detalle, los responsables de Netflix han mencionado la primera producción original en España, que todavía no tiene nombre pero a la que se refieren como Cable Girls (Operadoras). Las producciones europeas forman parte de la estrategia de expansión de la plataforma, con proyectos como la francesa Marseille (que se estrena el 5 de mayo) o la alemana Dark.