Arthur Lee, el genio extraviado

Su talento con Love solo fue reconocido tardíamente, tras seis años en una penitenciaría

Gracias sobre todo a la persistente devoción de sus seguidores británicos, el grupo Love forma parte del altar mayor del rock californiano. Eso permitió que, al menos, a principio de siglo, recibiera el reconocimiento general en conciertos donde se tocaba íntegro su glorioso Forever changes.

Pero no nos engañemos: la de Love es la historia de una frustración. Abundantes testigos cuentan cómo su cabecilla, Arthur Lee, saboteó las posibilidades artísticas y comerciales del grupo con caprichos estúpidos y maquiavélicos juegos de poder. Consulten, por ejemplo, Entre bastidores (Metropolitan), las memorias de uno de sus bateristas, Michael Stuart-Ware.

Arthur Lee logró fastidiarlo todo: la formación clásica con Bryan MacLean, la relación con Elektra Records, el reparto de dinero, la posibilidad de desarrollar una carrera continuada. Todo fue sacrificado a las exigencias de un ego monstruoso, que le hacía presentarse como un genio adelantado a diferentes tendencias (aunque, en la vida práctica, fuera incapaz de rentabilizar sus hallazgos).

Sin embargo, en medio de turbulencias grotescas, ocasionalmente se alineaban los planetas y se grabaron canciones de rara belleza. Sobre todo en el sello Elektra, Arthur Lee y Love plasmaron piezas de exquisita orfebrería sonora, mordiscos de furia guitarrera, luminosas visiones generacionales, sombrías reflexiones intransferibles. Esas son las que, con todos los honores, ocupan el presente programa.

  1. LOVE My flash on you
  2. LOVE Seven and seven is
  3. LOVE Softly to me
  4. LOVE Orange skies
  5. LOVE Alone again or
  6. LOVE Andmoreagain
  7. LOVE The Daily Planet
  8. LOVE The red telephone
  9. LOVE Live and let live
  10. LOVE August
  11. LOVE Doggone (edit)
  12. LOVE with JIMI HENDRIX The everlasting first
  13. ARTHUR LEE Everybodys gotta live
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS