Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte latinoamericano toma Art Basel Miami Beach

La 13ª edición tiene cerca de 40 galerías importantes del continente americano.Hay un total de cuatro mil obras de creadores de todo el mundo

'Trame en Mouvement Virtuel', del artista argentino Julio Le Parc. Ver fotogalería
'Trame en Mouvement Virtuel', del artista argentino Julio Le Parc. efe

La voz y el empuje de los artistas latinoamericanos resuena un año más en la feria Art Basel Miami Beach con cerca de 40 galerías y creadores tan significativos como la cubana Zilia Sánchez, el mexicano Dr. Lakra, el colombiano Adolfo Bernal o el maestro uruguayo Joaquín Torres-García. En total, la feria reúne a más de 260 galerías de todo el mundo que exhiben obras de casi cuatro mil creadores, en 20.000 metros cuadrados, en el el Centro de Convenciones de Miami Beach, hasta el domingo 6 de diciembre.

En su décima tercera edición, esta feria considerada como uno de los acontecimientos artísticos más relevantes del continente americano encuentra uno de sus indiscutibles ejes en la fuerza con que se han consolidado las artes plásticas de Améria Latina.

Desde grandes maestros del siglo XX como el cubano Wifredo Lam (1902-1982) o Torres García (1874-1949) a jóvenes creadores multidisciplinares como los colombianos Felipe Arturo y Wilson Díaz, la mexicana Tania Candiani o el argentino Nicolás Bacal, los artistas latinoamericanos son foco de esta cita.

El ambicioso programa de galerías y artistas latinoamericanos pone ante los visitantes obras tan intensas y atormentadas como el enorme lienzo God (turned) Backwards (1987), del malogrado cubano Carlos Alfonzo (La Habana, 1950-1991), quien murió en Miami (EE.UU.) víctima del sida.

Por primera vez, la feria incluye piezas de la también cubana radicada en Puerto Rico Zilia Sánchez (La Habana, 1928), de una limpieza y elegancia geométrica exquisita. La galería Lelong exhibe alguna de sus obras más importantes, como Soy isla, Amazona, Maquinista o El silencio de Eros.

La reconocida galería de Zurich Gmurzynska, que cumple medio siglo de existencia, exhibe en su paredes la mayor concentración posible de maestros del siglo pasado. Entre estos, pinturas y esculturas del colombiano Fernando Botero, lienzos de Lam, figura esencial del arte moderno, y Torres-García.

La impactante serie La arquitectura de la soledad, del colombiano Nicolás Bacal, o la Serie Álgebra Su, a base de hollín sobre papel de revistas, del argentino Tomás Espina, son excelentes muestras también del empuje de los creadores latinoamericanos.

Art Basel Miami Beach mantiene imparable su poder de convocatoria. Así, en la edición de 2014 registró la cifra récord de 75.000 visitantes, buena parte de ellos turistas, que abarrotaron los más de 20.000 metros cuadrados del recinto ferial del Centro de Convenciones de Miami Beach, en el estado de Florida.

Y, como no podía ser de otra manera, las casetas de las galería con obra de artistas latinoamericanos se convertirán este año, hasta el próximo domingo, en punto de encuentro de ávidos coleccionistas, marchantes internacionales y público numeroso.

En la novísima sección Survey, que seleccionó 14 prestigiosas galerías de todo el mundo, la española Espaivisor exhibe piezas del colombiano Miguel Ángel Rojas (Bogotá, 1946), un artista conceptual multimedia conocido por su observación aguda de la marginalidad urbana.

"La temática artística de Miguel Ángel es muy renovadora y contundente, de investigación de todas las tendencias", destacó a Efe unos de los responsables de la galería en Art Basel Miami Beach.

Por su parte, el tatuador mexicano Jerónimo López Dr. Lakra (1970) es, sin duda, una de las propuestas más llamativas y personales, un joven artista que interviene imágenes y objetos con las técnicas del tatuaje.

La galería mexicana Kurimanzutto recoge una escogida selección de su obras, desde una serie de rostros tatuados hasta objetos y trabajos sobre papel.

Otra ocasión excelente para disfrutar de la nueva ola de artistas latinoamericanos es ofrecida por la galería Instituto de Visión, con obras de Felipe Arturo, especialmente su estructura metálica de neón Cosmo café; o Wilson Díaz, muy inmerso en el mundo Pop-Art, como se constata en su instalación Amarillismo, a base de carátulas de discos.

La mexicana Tania Candiani expone también una interesante instalación, en este caso con seis ocarinas de cerámica de tonos amarillo pálido y diversos tamaños sobre bases de madera, Ocarinas amarillas.

Y un broche de oro, en la galería Reignier: una muestra individual del artista conceptual antioqueño Adolfo Bernal (Colombia, 1954-2015), compuesta de intervenciones e impresos de texto urbanos, siempre con un intenso vínculo con la palabra, la poesía y el profundo entendimiento del diseño gráfico.