Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía cede al Congreso ‘El abrazo’ de Juan Genovés

El Patronato del museo permite el depósito por tres años renovables

'El abrazo', 1976, de Juan Genovés
'El abrazo', 1976, de Juan Genovés.

El abrazo de Juan Genovés, el cuadro más representativo de la Transición española, podrá ser contemplado en el Congreso de los Diputados, tras el acuerdo del Patronato del museo celebrado el martes en el que se determina que el préstamo será por tres años renovables. Pintado en 1976 y conocido también como Amnistía, había sido reclamado el pasado mes de octubre por IU para ser expuesto de forma "permanente" en las dependencias de la Cámara baja por considerar que la pintura es un "símbolo de convivencia democrática" que debe verse en un "lugar destacado" del Congreso. El abrazo se encontraba habitualmente depositado en los almacenes junto a otras 12.000 obras que no forman parte de la colección permanente del Reina Sofía. Con este acuerdo se satisface también el deseo de Juan Genovés (Valencia, 1930), quien en declaraciones a El País dijo que el lugar perfecto para su emblemática obra era el Congreso.

Además de resolver la petición del parlamento sobre El abrazo, durante el patronato del Reina Sofía, uno de sus miembros Claude Ruíz Picasso, hijo del artista malagueño presentó la importante donación de los 39 grabados de Óscar Domínguez que ha donado al museo y que desde hoy pueden ser contemplados por los visitantes. Son obras firmadas en torno a 1940 que van a permitir reforzar el conjunto de trabajos que el museo posee de Óscar Domínguez (La Laguna, 1906 - París, 1957), uno de los autores de vanguardia claves de la colección. Hasta ahora, se disponía de un total de 18 obras (nueve pinturas, fechadas entre 1932 y 1956; tres esculturas que datan de los años treinta; tres dibujos y tres estampas gráficas). Según informa el museo, estas obras destacan además por su singularidad ya que se trata de linograbados estampados como decalcomanías, una técnica que fue la gran aportación de Óscar Domínguez al surrealismo. Esta práctica supone una inversión del procedimiento del arte gráfico que rompe con el modelo tradicional de repetición y uniformidad de cada estampa e introduce el valor de la diferencia en el grabado tradicional. Muchas de las obras de este conjunto de decalcomanías nunca habían sido expuestas.

En la reunión del patronato se aprobó también la reordenación de los fondos pertenecientes al Museo del Prado y el Reina Sofía. La integración de obras en las colecciones estatales de ambos museos se hará efectiva una vez que la comisión mixta creada a tal efecto emita un informe, que es preceptivo y previo a la formalización definitiva. La Comisión Mixta está integrada por los siguientes miembros: secretario de Estado de Cultura o por delegación el subsecretario de Cultura, los presidentes de los patronatos del Museo del Prado y del Reina Sofía y los directores de ambos museos.

En el capítulo de compras y donaciones, el museo informa de que se ha aprobado la adquisición de dos obras de Constant, artista al que actualmente se dedica una retrospectiva. Se trata de dos obras: la escultura Nebulosa mecánica (1958) y New Babillion on Seville Triana-Group (1965). La primera de ellas, de grandes dimensiones, expresa la fascinación del artista por el espacio y su exploración y es de especial interés para la colección del museo. La segunda es un plano de la ciudad hispalense y constituye uno de los ejemplos arquetípicos del proyecto utópico de Constant Nueva babilonia. Esta compra se complementa con la donación de 3 gouaches sobre tela y una carpeta de 8 litografías del artista holandés por parte de la Fundación Constant.

Una de las donaciones más importantes procede de La Agrupación Fotográfica Almeriense, importante colectivo de significativos fotógrafos españoles que surgió a mediados de los años 50 y cuya existencia se desarrolló alrededor de una revista del mismo nombre especializada en cine y fotografía dirigida por Carlos Pérez Siquier. El fondo documental se compone de material fotográfico de diversos autores que llegarían a ser los mejores fotógrafos de su generación así como de libros, portadas de revista o maquetas.

Otra donación de carácter documental procede del Ateneo Español de México y en ella se incluyen textos de Juan Negrín y de Indalecio Prieto. Para el museo, este material supone un avance en el objetivo de recopilar documentación de referencia para el estudio e investigación en torno a la Guerra Civil y al exilio republicano al que se vieron obligados numerosos intelectuales y artistas.

Más información