Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Annie Hall’, el guion más divertido de la historia

El sindicato de EE UU de guionistas elige el libreto de Woody Allen como la mejor comedia

Diane Keaton y Woody Allen, en una escena de la película 'Annie Hall'.
Diane Keaton y Woody Allen, en una escena de la película 'Annie Hall'.

Los guionistas estadounidenses –en concreto su sindicato, el WGA en sus siglas inglesas- han elegido Annie Hall como el guion más divertido de todos los tiempos. La película de 1977 dirigida por Woody Allen es la primera de una lista de 101 títulos en la que el neoyorquino cuela otros seis títulos.

Ganadora de cuatro oscars (mejor película, director, guion original y actriz protagonista para Diane Keaton), Annie Hall cuenta la historia de Alvy y Annie. Él es un humorista neurótico que reflexiona sobre su vida tras romper con ella. El guion, cofirmado por Woody Allen y Marshall Brickman, fue traducido al español por José Luis Guarner y publicado por Tusquets. Lo más curioso es que el director neoyorquino no pretendía ser gracioso con esta película y por eso pensó en titularla Anhedonia (incapacidad para experimentar placer). Cuando se estrenó, Allen dijo en su promoción: “Quería hacer una película que pudiera no tener nada divertido durante uno o cinco minutos, y aun así que no te aburriese”. Por cierto, en 2005 el WGA ya escogió los 101 mejores guiones de la historia y el ganador fue Casablanca. En aquel listado Annie Hall quedó el sexto.

Repasamos las siguientes comedias de una lista que no cuenta con guiones escritos en un idioma distinto al inglés, y que cierra, en el puesto 101ª, el libreto de Shakespeare enamorado.

2.- Con faldas y a lo loco (1959). El guion de Billy Wilder y I. A. L. Diamond se basaba en la película alemana Fanfare of Love, escrita por Robert Thoeren y M. Logan. No ganó el oscar de su categoría. Acaba con una de las frases más famosas de la historia del cine, “Nadie es perfecto”, idea de Diamond que a Wilder no convencía, pero que no fue nunca capaz de mejorar. Así se rodó… y así se puede leer en la lápida de Wilder.

3.- Atrapado en el tiempo (1993). El libreto de Danny Rubin fue mejorado y reescrito por Harold Ramis, que logró una de las mejores comedias de todos los tiempos. Se calcula que Phil está unos diez años repitiendo el famoso día de la marmota, con el que se bautizó a la película en su título en inglés.

4.- ¡Aterriza como puedas! (1980). Jim Abrahams y los hermanos David y Jerry Zucker, hasta ese momento conocidos como meros escritores de chistes, redactaron un guion –basado en la película Zero hour!, de Arthur Hailey- para burlarse de las películas de catástrofes. Y superaron todas las expectativas. Aquí nació la segunda carrera de Leslie Nielsen, hasta ese momento actor dramático.

5.- Tootsie (1982). El guion mezclaba uno de Don McGuire con otro de Murray Schisgal que estaba preparando para Dustin Hoffman, según contaba Sydney Pollack, que dejó todo el material en manos de Larry Gelbart. No obtuvo el Oscar, pero sí el premio de los guionistas de aquel año. De diez candidaturas a la estatuilla de Hollywood, solo se llevó la de mejor actriz secundaria para Jessica Lange.

6.- El jovencito Frankenstein (1974). Gene Wilder escribió el título y luego dos páginas en las que describía que pasaría si él fuera el bisnieto de Von Frankenstein y fuera a Transilvania a por una herencia. Posteriormente desarrolló la historia con el director Mel Brooks, aunque varios de los sketches se improvisaron en el rodaje.

7.- Teléfono rojo, volamos hacia Moscú (1964). Traducción española de Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb. Peter Sellers leyó una novela gráfica de Terry Southern titulada The Magic Christian y le pasó un ejemplar a Stanley Kubrick, que acabó basándose también en la novela Red Alert, de Peter George. De ahí que los tres firmen el guion, aunque todo lo humorístico fue idea de Kubrick.

8.- Sillas de montar calientes (1974). Esta es la comedia que rodaba Brooks cuando escribía con Wilder el guion de El jovencito Frankenstein. Brooks le ofreció participar en el rodaje de esta comedia western a John Wayne, que tras leer el guion rehusó la oferta pero le dijo que sería el primero en la cola para verla. Es obra de Mel Brooks, Norman Steinberg, Andrew Bergman, Richard Pryor y Alan Uger.

9.- Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975). El rey Arturo se lanza con sus caballeros a buscar el santo Grial de una forma bastante ridícula. Los Monty Python –los seis firman el guion- entraron con esta película en el mercado estadounidense.

10.- Desmadre a la americana (1978). Este guion de Harold Ramis, Douglas Kenney y Chris Miller dio lugar a una comedia dirigida por John Landis que rompió records de taquilla y mostró el talento de John Belushi. Forma parte de la serie National Lampoon.