Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

George Barris, el diseñador del Coche fantástico y el Batmóvil

Conocido como el 'Rey de los customizadores', su gran talento fue transformar coches para el cine y las series de televisión

George Barris, junto a un Batmóvil de 1966 en su negocio de Hollywood, en 2010.
George Barris, junto a un Batmóvil de 1966 en su negocio de Hollywood, en 2010.

George Barris era conocido en el mundo del motor y en Hollywood como el Rey de los customizadores. Su gran talento fue transformar coches. Es lo que hizo con el Lincoln Futura que se convirtió a finales de los años sesenta en estrella de la serie Batman. Le llevó dos semanas convertir el concepto de Ford Motor en el Batmóvil. El pasado jueves falleció en su residencia en Los Ángeles, a los 89 años de edad, dejando un legado imborrable.
Barris representaba como nadie el amor por los coches que circulan en California. Tuvo el Batmóvil en su garaje hasta hace cuatro años. El vehículo se subastó por 4,8 millones de dólares. Se gastó 15.000 dólares de la época para adaptar el deportivo de 500 caballos a la serie protagonizada por Adam West y Burt Ward. Su firma también está estampada en la furgoneta del Equipo A y el Trans Am transformado en Kitt que salvó en cada capítulo la vida de David Hasselhoff en El coche fantástico.
Este apasionado del motor y del cine nació en Chicago, aunque tuvo que desplazarse a California tras la muerte de sus padres. Aún siendo adolescente creó con su hermano un taller de reparación de coches en Los Ángeles, conocido como Barris Brothers Custom Shop. El primer coche que trucó fue un Buick de 1925. Su estreno en la gran pantalla llegó una década después, con un coche para la película High School Confidencial.
Barris comentaba que de joven lo que quería era correr con los coches por la ciudad. Lo más excitante, admitía, era cuando la policía les daba caza. El cine le permitió llevar esa experiencia de la vida real a la pantalla y después, con la televisión, a todos los hogares. Su misión era que los coches que recreaba se convirtieran en actores ante las cámaras. Entre sus clientes también tuvo a celebridades como Elvis Presley, Sylvester Stallone y Frank Sinatra.
Que fuera conocido como el mejor customizador no era casual. Tenía su propio club, Kustoms of America. Entre los diseños que se convirtieron en iconos de la televisión se encuentran también los coches que creó para la serie The Munsters y otras producciones como The Green Hornet, con Bruce Lee, y The Beverly Hillbillies. En septiembre se publicó un libro para celebrar su trabajo, considerado por muchos como una obra de arte.
El Munsters Koach creado para la familia Drácula estaba hecho, por ejemplo, enteramente a mano. Este coche con tapicería de terciopelo nació antes que el Batmóvil, utilizando tres vehículos del icónico Modelo T de Ford Motor. Los productores de la serie le dieron solo 21 días para ponerlo a punto. Ahora sus más famosas creaciones, como el pickup Ala Kart, basado en un Ford Modelo A, son reconocidas entre los coleccionistas.
Le gustaba, ante todo, llamar la atención del público. Barris, que estuvo en activo hasta hace pocos meses, entretuvo además a toda la generación del baby boom diseñando réplicas en plástico para modelismo. También creó autobuses para desplazar a las estrellas de rock en sus giras.