Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vinicio Capossela: “Entiendo la música como euforia y muerte”

El cantautor italiano repasa sus 25 años de carrera con un concierto especial. Además presenta libro sobre la crisis griega

Vinicio Capossela, ayer en Madrid. Ampliar foto
Vinicio Capossela, ayer en Madrid.

He aquí Vinicio Capossela: cantautor, escritor, showman y, por qué no, tiene algo de pensador y filósofo. Y también de viajero y trovador. El artista recorrió Grecia en el año de su quiebra financiera, o más bien sus tabernas. Capossela descubre en el corazón de Atenas, Salónica y Creta el rebético. Melodías del folclore heleno nacidas del desarraigo que hoy, en un país cansado e indignado, pero orgulloso y desobediente, vuelven a cobrar más sentido que nunca. “Son canciones que siguen vivas como modo de resistencia cultural”, afirma el cantante, que llega a España para hablar del libro en el que recoge todas estas experiencias, Tefteri, y para ofrecer un concierto en el que repasa sus 25 años de carrera.

“Hablar de Grecia no es solo hablar de un país en concreto, sino del hombre, ellos nos han contado la historia del mundo”, asegura el cantante nacido en Hannover (Alemania), pero criado en la Campania italiana, de donde son originarios sus padres. Para el artista, a los países del sur de Europa les unen muchos factores, pero se conocen poco entre sí: “El el sur se hacen las cosas por el gusto de hacerlas, existe el código de honor y también están muy sujetos a la corrupción”. Cansado tras una jornada de viaje, pero amable en el trato, Capossela se toma su tiempo su tiempo para responder a la vez que realiza su típico gesto de atusarse la barba constantemente.

 

El compositor considera que la música no tiene por qué contener un mensaje social, sino ser social en sí. Eso lo encontró en el rebético, unas canciones que no hablan de lucha o resistencia por lo general, sino de amor, pero que representan un compromiso social por el hecho de ser interpretadas. “Si eliges estar en la taberna, donde yo encuentro una verdad que no hay en otro lugar, antes que en el bar de los erasmus, ya estás haciendo una elección”, recalca. Capossela acaba de realizar en Italia una serie de conciertos en estaciones abandonadas de tren como símbolo de apoyo a los trabajadores y en protesta por la decisión del Estado de suspender los trayectos nocturnos. “La lucha ya no significa necesariamente salir a las plazas, no consumir en este mundo capitalista puede ser un símbolo de protesta”, añade el autor. En esta línea, él apenas habla inglés también como signo de rebeldía.

 

La lucha ya no significa necesariamente salir a las plazas, no consumir puede ser un símbolo de protesta”

Con un “insensato optimismo”, que según él nace de “una tendencia totalmente inmotivada de todos los hombres en busca de la felicidad”, Capossela se embarca en una gira para repasar sus 25 años de carrera. Una antología en vivo por toda Europa con invitados especiales en cada país. En el caso de España, se subirán esta noche con él al escenario el guitarrista andaluz Víctor Herrero y un grupo de mariachis. “Ellos entienden la música del mismo modo que yo: como euforia y muerte”. Comenzó su carrera a principios de los 90 y gracias en parte al apoyo del club Tenco, una asociación de periodistas y críticos musicales de Italia, logró dar sus primeros pasos. Trece álbumes después, el artista mantiene un tono socarrón y golfo en el escenario.

 

Capossela comenzó como casi todos, escribiendo de amor, pero con el tiempo amplió su abanico y ha llegado a dedicar un disco a los mitos y leyendas relacionados con el mar. La tierra, las raíces, los clásicos, la historia y el paisaje son temas habituales en su discurso. “Mi obra es más poética que política”, reconoce. Ha llegado a actuar con una máscara de minotauro y a ofrecer un espectáculo circense en una de sus giras. En este punto de su carrera, que no acaba sino que se mantendrá estática durante un tiempo, el cantautor no puede hacer más que recordar aquellas palabras que un día le dijo su padre: “Mejor que esto no te podía ir, peor, tampoco”.

 

Vinicio Capossela actúa esta noche a las 21 horas en el teatro Calderón de Madrid