Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricky Gervais vuelve a presentar los Globos de Oro

La ceremonia, prevista para el próximo 10 de enero, premia lo más destacado del cine y la televisión

Ricky Gervais vuelve a presentar los Globos de Oro
Ricky Gervais, en agosto de 2014. REUTERS

“Está de vuelta”. Con esas palabras la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood anunció hoy en las redes sociales el regreso del presentador más polémico de los Globos de Oro, Ricky Gervais. El humorista británico conocido por un humor incómodo y provocativo será el encargado de presentar la 73 edición de estos galardones. En los últimos años los Globos de Oro se han ganado su identidad propia gracias a su reconocimiento de lo mejor en el campo del cine y también de la televisión. Una ceremonia que está prevista para el próximo 10 de enero en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles y que dentro de la industria se vive como la mejor fiesta de Hollywood por la cantidad de estrellas que congrega y el ambiente desenfadado que reina en ella, comparado con la mucho más formal entrega de los Oscar.

“Ricky Gervais nos dejó un recuerdo imborrable y estamos encantados de tenerle de vuelta”, afirmó el presidente de esta organización internacional de periodistas, el italiano Lorenzo Soria. Como recordó en un comunicado, el humor de Gervais captará toda la atención del público. “Átense los cinturones de seguridad”, bromeó Robert Greenblatt, presidente de la cadena NBC, encargada de la retransmisión de estos premios. “Es un honor contar de nuevo con Ricky Gervais para que presente con su inimitable estilo los galardones más entretenidos de la temporada”, añadió.

Esta será la cuarta participación del británico como maestro de ceremonias en estos galardones. Gervais, 54 años, se encargó de presentar los Globos de Oro durante tres años consecutivos (2010-2012). Su presencia así como un humor que no dejó títere con cabeza le ganó al show un aumento en su audiencia. La ceremonia pasó en ese periodo de 14,9 millones de telespectadores en 2009 a 17 millones en 2012, todos ellos a la espera no solo de los nombres de los ganadores sino de los comentarios de este humorista. “¿Qué dirá?¿Qué piensa hacer? No podemos esperar a saberlo”, resumió el productor de la gala, Barry Adelman, tras el anuncio. Entre los muchos comentarios vertidos años anteriores, Gervais criticó desde el escenario al entonces presidente de la Asociación más conocida por sus siglas en inglés, HFPA, cuestionó la sexualidad de Jodie Foster y no dudó en hacer comentarios sobre la posible paternidad de Justin Bieber.

Ganador de tres Globos de Oro y dos premios Emmy, Gervais es el creador de series como la versión original de The Office así como Extras o más recientemente, Derek. Su vuelta a los Globos de Oro coincide con los gustos de los otros premios de esta temporada, los Oscar, que también anunciaron la semana pasada su vuelta a uno de sus anteriores maestros de ceremonia. En el caso de la preciada estatuilla se trata de Chris Rock, también considerado uno de los presentadores más trasgresores (y ofensivos) de Hollywood. Su humor, al igual que el de Gervais, está principalmente dirigido a captar a los más jóvenes en un esfuerzo por parte de ambas ceremonias de atraer a un público de menor edad y mayor capacidad de consumo, huidizo a la hora de sintonizar con estas grandes veladas del cine donde en pocas ocasiones están representadas las películas que los adolescentes ven en las salas comerciales. A la conclusión de sus tres años como presentador de los Globos de Oro Gervais dijo en su página web eso de “menos mal que esto se ha acabado. Le he dicho a mi agente que no me deje convencer de hacerlo de nuevo. Es como tirarse en paracaídas”. Obviamente se trata de un consejo que no ha seguido.

Más información