Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El cante con olor a tierra de Arcángel

El cantaor onubense cierra las galas del Festival del Cante de las Minas

Arcángel, anoche en el Festival Internacional del Cante de las Minas.
Arcángel, anoche en el Festival Internacional del Cante de las Minas.Pedro Valero

Arcángel cerraba anoche las galas de la 55 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, antes de que este miércoles comiencen las semifinales del concurso, que tendrá el próximo sábado su gran final.

Arcángel, que en esta ocasión se presentaba como único artista en el escenario del antiguo mercado público unionense, presentaba su último espectáculo, Olor a tierra, una especie de memoria artística de su infancia, en cierto modo, un regreso a los orígenes de los que nunca ha renegado, pese a ser un artista actual y renovador de los registros del cante.

Venía el cantaor onubense con la mejor voluntad, con la intención de ofrecer cantidad y calidad, dado que la última vez que estuvo aquí una afección de garganta lo dejó notablemente mermado, pese a lo cual salió al escenario y ofreció un emotivo recital al límite de sus posibilidades.

Sin embargo, tampoco parece que anoche estuviese en plenitud de facultades. Es un espectáculo construido como una suite, en el que engarza un cante con otro, muy bien arropado por las voces y palmas de Los Mellis o las magníficas guitarras de Miguel Ángel Cortés y Dani de Morón.

Fue de más a menosd en un recital en el que a su conocido estilo altamente melismático, marchenero, imprimió un ritmo fuerte, desde los fandangos iniciales. Cantó acola bailaora Patricia Guerrero, que ganó aquí el primer premio de baile en 2007, hizo, entre otros palos, seguidillas algo planas, tientos, granaínas y una malagueña casi a medio tono. No será, sin duda, su mejor noche, pero su flamencura nunca quedó en entredicho.

Pletórico Pele

Quien sí tuvo un triunfo cabal en La Unión fue El Pele el pasado lunes. Le ha tardado en llegar el éxito en este certamen, pues otras veces, por distintas circunstancias, no había tenido suerte. En esta ocasión, en un cartel que completaba Capullo de Jerez, estuvo pletórico y dominador del espacio escénico.

La técnica ha logrado en los últimos años mejorar notablemente el sonido de este antiguo mercado -que no fue creado para la lírica, sino para el voceo de las mercancías-, lo que beneficia las características de su voz, repleta de agudos y continuas distorsiones de la tonalidad, lo que produce una aparente desafinación que, sin embargo, en él es completamente voluntaria, convirtiéndose en una riqueza, a la manera de lo que ocurría con Enrique Morente.

El Pele, durante su concierto.
El Pele, durante su concierto.Pedro Valero

El Pele, muy bien arropado esta vez por un nutrido grupo de músicos y palmeros, evocó, como suele hacer, al maestro Caracol en clave de zambra, coqueteó con el compás en las bulerías por soleá, acarició las granaínas al estilo corto, gitano, de esa forma flamenquísima que sirve como introducción a las malagueñas y los abandolaos. Merodeó luego por cantiñas, rematadas con las alegrías de su tierra, Córdoba: "pregúntale al platero...". Vinieron los fandangos, uno de ellos con letra de cartagenera sanantonera, y los tangos.

El Pele se encuentra en un momento pletórico. No todo el mundo compra su cante, claro, siempre estarán los gustos, pero es un artista que con frecuencia roza la genialidad, aunque sus inspiraciones intempestivas, sus ayeos distorsionantes, no siempre hayan sido bien entendidos por todos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción