Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Quejío’ de agosto

Arranca la 55 edición del Festival del Cante de las Minas con Estrella Morente y Sara Baras

El guitarrista José Tomás Jiménez, ganador del premio Bordón minero 2014.
El guitarrista José Tomás Jiménez, ganador del premio Bordón minero 2014. EFE

Más de medio siglo da para mucho y la cara del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, que este jueves día seis sube el telón de su 55 edición, ha cambiado profundamente desde que en octubre de 1961 el cartagenero Antonio Piñana ganara la primera edición de su prestigioso concurso, entonces sólo dedicado al cante.

Ha cambiado sobre todo su público, ahora muy amplio, que ha pasado del local y de edad avanzada, y compuesto sobre todo por aficionados muy ortodoxos, a otro en el que abundan los jóvenes y aficionados procedentes de otras músicas, más flexible, muy respetuoso con el flamenco pero, al mismo tiempo, con menos claves tradicionales, lo que le hace aplaudir con el mismo entusiasmo lo bueno y lo regular.

Pero hay cosas que no cambian, como el escenario del certamen, el antiguo mercado público de La Unión, de principios del siglo XX, rebautizado por la organización como Catedral del Cante, el calor de agosto y las apuestas y encendidos debates sobre qué jóvenes artistas deben ganar cuando llegan los días del concurso tras las galas de artistas consagrados. Entonces regresan los viejos aficionados, que se enredan en entendidos y encendidos diálogos con los nuevos y sobrevenidos "connaisseur".

Algo que tampoco cambia desde hace unos años es la presencia de la cantaora granadina Estrella Morente en el programa de artistas invitados. Este año, además, por partida doble, pues juntó a su actuación del próximo viernes siete, este jueves será la encargada de ofrecer el tradicional pregón, siempre encargado a un destacado personaje del mundo del flamenco, las artes, el periodismo o la literatura.

Estrella Morente evocó en su pregón la figura de su padre, el desaparecido Enrique Morente, uno de los grandes renovadores del arte jondo, que estuvo desde siempre muy ligado a La Unión. De hecho Estrella habló también de los cantes mineros y de la importancia que han tenido en su familia.

Tras el pregón actuaron los ganadores del año pasado, entre ellos el máximo triunfador, el jerezano David Lagos, que obtuvo la 'Lámpara Minera, y el ganador del premio 'El Desplante', el bailaor Juan Antonio Fernández 'Barullo', perteneciente a la estirpe familiar de los Farruco.

Las galas continúan el sábado día 8 con La compañía de Sara Baras, que presenta su último espectáculo, Voces; el día 9 será la actuación del guitarrista Carlos Piñana junto a la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia y de Encarnación Fernández, unionense perteneciente a una familia gitana de tradición en la localidad y ganadora de dos lámparas mineras; el 10 actúan El Pele y Capullo de Jerez, y el 11, Arcángel.

Los días 12, 13 y 14 serán las semifinales de los concursos de cante, guitarra, baile e instrumentos musicales, y el sábado 15 se celebrará la gran final de un concurso que a lo largo de los años ha dado artistas tan importantes como Miguel Poveda, Curro Piñana, Israel Galván, Maite Martín, Luís de Córdoba, Vicente Amigo o Rocío Márquez.

El festival se completa con un amplio programa cultural que incluye talleres de baile, conferencias, ciclos dedicados a la gastronomía o presentaciones de llibros, entre ellos uno dedicado a Enrique Morente.

El Festival entrega todos los años una serie de reconocimientos, entre ellos el máximo galardón simbólico, el Castillete Minero, que en esta edición recibirán el cocinero Pablo Gonzáles Conejero, el torero Pepín Liria y el ex seleccionador nacional de fútbol José Antonio Camacho, todos ellos murcianos. Un artista también de origen murciano, aunque su carrera ha transcurrido con carácter internacional, principalmente en Nueva York, Cristóbal Gabarrón, ha sido este año el autor del cartel anunciador del certamen, y se une así a una larga nómina de creadores que va de Chillida a Tápies pasando por Barceló o Ramón Gaya.