Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Salvaje Oeste” o “río con orillas para colaborar”

CentroCentro Cibeles reclama “un liderazgo institucional por parte del Ayuntamiento”

El objetivo es conseguir una cooperación entre los museos del Paseo del Arte

Visitantes del Museo del Prado, en la galería central, la pasada semana. Ampliar foto
Visitantes del Museo del Prado, en la galería central, la pasada semana.

Al calor de la polémica por las declaraciones a EL PAÍS del pasado 1 de junio del director artístico del Museo Thyssen, Guillermo Solana, en las que tildaba el Paseo del Arte como “el salvaje Oeste” por, entre otras razones, la “competencia desleal de instituciones privadas”, el director de CentroCentro Cibeles, José Tono Martínez, señala, una vez calmadas las aguas, que ese tramo de dos kilómetros desde la plaza de Colón a la glorieta de Carlos V es “un río en el que deben colaborar ambas orillas”. El responsable de este espacio expositivo dependiente del Ayuntamiento que recibió 1,3 millones de visitantes en 2014 dijo ayer a este periódico que ya ha mantenido reuniones con representantes del Museo del Prado, Reina Sofía y Thyssen “para comenzar políticas de coordinación”. En esa línea, CentroCentro ha solicitado al Thyssen tres cuadros de Kandinsky para una exposición que abrirá el 19 de octubre sobre el artista ruso. Los visitantes que adquieran una entrada para ver la colección del palacio de Villahermosa tendrán un descuento para contemplar obras de uno de los padres del arte abstracto. Esta práctica “de un ticket conjunto del Paseo del Arte debería generalizarse” para toda esa gran área de oferta cultural de Madrid.

Tono reclama también “un liderazgo institucional por parte del Ayuntamiento” para conseguir esta cooperación. Desde CentroCentro, Tono lamenta que “hasta ahora” no se haya dado esa unidad de acción, “entre otras razones porque el Consistorio y la Comunidad de Madrid no han tenido unas relaciones muy buenas, y del resto de actores, nadie se ha tomado en serio la defensa de la marca Paseo del Arte”. Por último, subraya otra iniciativa: “Hay que instalar puntos de información sobre el Paseo del Arte en cada uno de los museos y espacios culturales, a semejanza del que ya existe en el Palacio de Cibeles”.

Por su parte, la directora general adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán, de la que depende CaixaForum de Madrid, explicó ayer a este diario que también mantiene “un diálogo permanente con todas las instituciones”. Durán no ve ningún problema de convivencia en el Paseo del Prado, donde se emplaza su centro —diseñado por el grupo suizo Herzog & de Meuron— y, por lo tanto, no quiso entrar en ningún tipo de polémica. “No somos competencia de nadie y no somos un museo. Nosotros tenemos una oferta complementaria, de contenido cultural y también social, con especial atención a la cuestión pedagógica, que nos distingue, y con precios asequibles”, apunta. “Por otro lado, es lógico que si se quiere abrir una zapatería, por ejemplo, se busque una zona de concentración de este comercio. En el mundo del arte ocurre igual. Esa agrupación de pinacotecas y contenidos artísticos puede redundar en beneficio de todos, como pasa en la llamada isla de los museos de Berlín”.