Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mejores momentos de los Oscar

Desde el número inicial a los discursos de los actores pasando por John Travolta

Neil Patrick Harris se ha atrevido a aparecer de esta forma en la presentación.

Desde el número del principio del presentador debutante Neil Patrick Harris (su mejor momento de la noche) a la entrega de todos los premios, estos han sido los momentos más destacados de los Oscar 2015, una gala más aburrida de lo esperado y en la que Birdman ha sido la gran triunfadora:

Número inicial

Neil Patrick Harris ya había presentado (con éxito) otras galas de premios, como los Tony o los Emmy. Siempre ha hecho gala de su gusto por los musicales y no podía empezar en los Oscar de otra forma. La introducción ha sido un número musical más sencillo, pero igual de efectivo, de lo que Harris suele hacer, en el que el presentador ha contado con Anna Kendrick (Cenicienta en el musical Into the woods). Hemos visto a Benedict Cumberbatch bebiendo de una petaca y el presentador ha hecho una broma sobre la inmensa cantidad de dinero que tiene Oprah Winfrey. En medio de una canción de loa al mundo del cine, el actor y cantante Jack Black les ha interrumpido exigiendo más rock y hablando del cine actual: superhéroes, secuelas y precuelas. Kendrick ha tenido que echarle del escenario lanzándole el zapato de Cenicienta. Al final, Harris ha dejado claro su mensaje: enamorarse de las películas, defender nuestros derechos, luchar por los sueños.

Lo mejor de los discursos de los actores

- Julianne Moore, Mejor actriz por Siempre Alice: "No existe mejor actriz, para mí es un honor estar nominada con vosotras". "Estoy tan contenta de haber podido hablar sobre el alzhéimer".

- Eddie Redmayne, Mejor actor por La teoría del todo: "Soy muy consciente de que soy un hombre muy, muy afortunado. Este premio pertenece a toda la gente que lucha contra el ELA en todo el mundo".

- J. K. Simmons, Mejor actor de reparto por Whiplash: "Decidles a vuestros padres que les queréis y mostraros agradecidos y escuchadles siempre y cuando ellos quieran hablar con vosotros".

- Patricia Arquette, Mejor actriz de reparto por Boyhood: "Ha llegado el momento de que tengamos derechos de igualdad social y salarial para las mujeres en los Estados Unidos y en el mundo".

La querida Emma Stone

Entre pelirrojas anda el juego.
Entre pelirrojas anda el juego.

A Emma Stone no le faltó el cariño en la gala. Nominada por Birdman como mejor actriz secundaria, Stone protagonizó varios abrazos, besos y muestras de afecto. La intérprete lució la espalda descubierta de su Elie Saab mientras estrujaba a Julianne Moore, ganadora del Oscar a mejor actriz, o a Jennifer Aniston. 

Los calzoncillos en el escenario

Neil Patrick Harris ha recreado uno de los momentos más impactantes de Birdman al tener que salir al escenario vestido solo con unos calzoncillos blancos (como hacía Michael Keaton en la película). El gag ha levantado un poco el humor en la gala, que ha sido bastante sosa.

Dos canciones destacadas

A muchos ha llamado la atención que en la categoría de Mejor película de animación no estuviese La Lego película, pero al menos sí que estaba nominada en la categoría de Mejor canción. La representación de la misma ha levantado muchos aplausos y especialmente la complicidad de las estrellas en la platea, que han recibido figuras del Oscar hechas con las piezas del famoso juguete.

También ha triunfado la interpretación de John Legend y Common por la canción de Selma, Glory. El público se ha puesto en pie y algunos no han podido reprimir las lágrimas. Ha sido la canción que al final se ha llevado el Oscar. El discurso de ambos artistas al recoger la estatuilla también ha sido muy aplaudido: "Hay más hombres negros en correccionales hoy en Estados Unidos que en 1950". "Cuando la gente va de marcha con nuestra canción les queremos decir que sigan adelante y que Dios les bendiga".

Y cantó Lady Gaga

La artista ha interpretado varias de las canciones de Sonrisas y lágrimas, película que este año cumple sus bodas de oro. La sorpresa ha estado en que no parecía Lady Gaga. La cantante,  vestida de blanco y con un coro y una orquesta sobre el escenario, ha puesto en pie a todos los asistentes. Y justo después, la ovación de verdad para... Julie Andrews (que ha presentado uno de los premios).

Harris, el mago

El presentador, que aparte de cantante y actor también es mago, ha hecho la predicción de lo que iba a pasar en la gala y su apuesta la ha guardado en un maletín cerrado con llave que han metido en una urna a la vista de todos para ser abierto al final. Como broma, Harris le ha pedido a la actriz Octavia Spencer (ganadora del Oscar a Mejor actriz de reparto en 2012 por The Help) que no le quitara el ojo durante toda la ceremonia. Justo antes de conocerse qué película se llevaba el máximo galardón, Harris ha abierto la urna en la que había escrito todo lo que ha pasado a lo largo de la ceremonia. Pero el efecto no ha funcionado bien.

Los incómodos momentos de Travolta

Los mejores momentos de los Oscar

El actor ha sido uno de los protagonistas de la gala. Desde la alfombra roja, donde ha abrazado y besado a Scarlett Johansson cuando esta posaba para los fotógrafos. Y hasta cuando ha salido al escenario para arreglar el desaguisado del año pasado, cuando fue incapaz de pronunciar bien el nombre de Idina Menzel. Travolta ha presentado uno de los premios junto a la actriz y cantante, y ha vuelto a comportarse de forma extraña, tocándole la cara numerosas veces mientras hablaban.

Y el siempre emotivo In memoriam (aunque ya hay quejas porque faltaba Joan Rivers):

Más información