Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una reflexión aflamencada

Eva Yerbabuena toma sola el escenario del Teatro Español con su espectáculo '¡Ay!'

Eva Yerbabuena en escena durante su espectáculo '¡Ay!'.
Eva Yerbabuena en escena durante su espectáculo '¡Ay!'. EFE

Eva Yerbabuena vuelve sola a Madrid. Su espectáculo ¡Ay!, en el que baila sin cuerpo de baile durante una hora y media, por fin se ha presentado en su formato original en el Teatro Español. “Cuento una reflexión en flamenco, resultado de los meses que pasé desconectada del mundo disfrutando de mi hija mayor y de mi embarazo, pensando en todo lo que me habría gustado hacer en el pasado y en el momento que vivo ahora”. Tras unos 15 años presentándose acompañada, Yerbabuena (Frankfurt, 1970) asegura que disfruta de la soledad en el escenario.

Pero no es una soledad absoluta. La música en vivo está a cargo de Paco Jarana en la guitarra, Enrique ‘El Extremeño’, José Valencia y Juan José Amador en el canto, Antonio Coronel en la percusión y Vladimir Dimitrenko en el violín, un instrumento que por primera vez incluye en uno de sus espectáculos. "No quería algo conocido ni ya hecho. Y buscaba algo que me ayudara a sacar la incertidumbre, el miedo y la alegría".

Siempre se atreve a hacer cosas nuevas, a improvisar y probar. Aunque dice que lo hace con mucho respeto al flamenco original que la atrapó en su niñez: "No puedo olvidar mis raíces. Cuando se improvisa hay que tener muy claro lo que se quiere, para no traicionarte. Y nunca me planteo algo que se lleve o que esté de moda, eso me da miedo". Aún así, desde su estreno en Londres hace dos años, esta pieza la ha confirmado como una de las bailaoras más reconocidas. En Reino Unido estuvo nominada a Best Female Dancer en los Premios Nacionales de Danza de 2014, marcando la primera vez que el Círculo de Críticos de Reino Unido reconocía a una bailaora de flamenco entre las mejores intérpretes del mundo, y desde entonces ha girado por países como Japón, China, Tailandia y Estados Unidos, como parte del Flamenco Festival.

Esa fue la gira que la mantuvo alejada de Madrid tanto tiempo. Aunque ya había intentado presentar ¡Ay! en la capital española una vez, en los Jardines de Sabatini de los Veranos de la Villa el año pasado, solo fue una presentación y, como era al aire libre, tuvo que modificar el espectáculo. “Fue tan reconocido en otros países que no quería que pasaran más días sin montarlo aquí”, asegura con ilusión. De Madrid partirá tras la función de este viernes a Londres, pero volverá a España el 13 de marzo, para presentar su obra en el Laboratorio de las Artes de Valladolid.

Más información