Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arco presenta su edición más latinoamericana

El protagonismo de Colombia, país invitado, se adueña de los museos madrileños

Carlos Urroz, Luis Eduardo Cortés, y el embajador de Colombia en España.
Carlos Urroz, Luis Eduardo Cortés, y el embajador de Colombia en España. EFE

Pocas veces el país invitado a Arco ha marcado tanto el contenido de la feria como ocurrirá en la 34ª edición que se celebrará entre el 25 de febrero y el 1 de marzo. Pero la vitalidad y pujanza del arte colombiano contemporáneo ha logrado que no solo sus jóvenes artistas acaparen la atención en el espacio Arco Colombia con diez galerías en las que se mostrará la obra de 20 artistas escogidos por Juan A. Gaitán sino que nada menos que un centenar de artistas del país andino estarán presentes en 20 exposiciones que se celebrarán en los principales museos madrileños en torno a la feria. El “Efecto Colombia” arrastra también a países latinoamericanos: De las 218 galerías participantes en la feria (una menos que el pasado año) 47 proceden de 10 países latinoamericanos, un incremento del 52% respecto al año anterior, según informó Luis Eduardo Cortés, director ejecutivo de Ifema, durante la presentación del contenido de la próxima edición de Arco.

De las 218 galerías participantes, procedentes de 29 países, 160 se podrán ver en el programa general, 10 en ArcoColombia, 28 en Opening (jóvenes establecimientos de no más de 7 años de existencia) y 24 en SoloProjects, los espacios que muestran a un solo artista.

Tanto Cortés como Carlos Urroz, director de la feria, aseguran tener las mejores perspectivas de negocio gracias al efecto del país invitado y a que las ventas de piezas de arte que se realizan en España tienen en Arco su mejor escenario, un 60 de las operaciones anuales según el informe realizado por Clare McAndrew para la Fundación Arte y Mecenazgo. Su gran apuesta está en los 300 coleccionistas invitados procedentes de todo el mundo y en los que la feria consume una parte importante de su presupuesto, 4,5 millones de euros.

Fernando Carrillo, embajador de Colombia en España aseguró que la implicación de su país en la feria puede definirse como una mega operación cultural. “Es una oportunidad para quitar el velo a la imagen de violencia del pasado mostrando una cultura totalmente implicada con la modernidad. El interés de Colombia es tal que nuestro presidente, Juan Manuel Santos, aprovechará la visita de Estado que esos días realiza den España, para asistir a la clausura de la feria”.

Carrillo detalló parte del amplio programa con el que Colombia está organizando un auténtico desembarco cultural en Madrid. Una veintena de centros artísticos mostrarán la obra de un centenar de artistas colombianos. Como ejemplos más espectaculares empezó por el Museo del Prado, donde se expondrá una espectacular pieza de orfebrería conocida como Conocida como La Lechuga, por el color verde predominante gracias a 1.500 esmeraldas incrustadas en oro, propiedad del Banco de la República. Enfrente, el Museo Thyssen incluirá en su colección permanenteLas camisas, una de las piezas más famosas de Doris Salcedo, premio Velázquez y una de las artistas más consideradas en el mundo. El centro Daoíz y Velarde será ocupado por Oscar Murillo, conocido como el Basquiat latinoamericano. El Museo de Artes Decorativas mostrará una instalación de Miguel Álgel Rojas y el Conde Duque dedicará una exposición al tema de Los tejedores de Agua: el río en la cultura visual y material contemporánea en Colombia. Son solo unos cuantos ejemplos de lo que Fernando Carrillo considera como la mejor señal de crecimiento de su país, una cultura que integra, desarrolla y hace crecer, la mejor manera para conseguir la paz.