Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Moses und Aron’ de Schönberg llega por fin al Real

El coliseo presenta una temporada 2015-2016 con 12 títulos, cinco de ellos producciones propias

De izquierda a derecha, el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, el director de orquesta Pablo Heras, el director artístico, Joan Matabosch y el presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón. Ampliar foto
De izquierda a derecha, el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, el director de orquesta Pablo Heras, el director artístico, Joan Matabosch y el presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón. EFE

“La próxima temporada es para enmarcar, es la temporada perfecta que querría tener cualquier teatro de ópera del mundo”, decía el director Pablo Heras-Casado en representación de los directores musicales que pasarán la próxima temporada por el Teatro Real. La programación del coliseo madrileño para el periodo 2015-2016 engloba 12 títulos –que elevan la cifra de los nueve de la actual temporada-, tres de ellos en versión de concierto. Resalta en la lista el Moses und Aron de Arnold Schönberg, que podrá verse al fin escenificado después de que otros cuatro directores artísticos del teatro lo hayan intentado.

Moses und Aron, que se pudo escuchar en versión de concierto en la sala de la Plaza de Oriente en 2012, será al fin llevada a escena en Madrid en mayo de 2016. En una coproducción con la Opéra National de París, la escena de este montaje viene firmada por Romeo Castellucci, que gobierna el escenario en “una de las óperas más importantes y polémicas de la Historia”, según dice el director artístico del teatro, Joan Matabosch, que añade que esta obra “representa como ninguna lo que el nazismo llamaba ‘música degenerada”. Otro gran momento de la temporada será la recuperación de una de las óperas más desconocidas de Richard Wagner, La prohibición de amar. Es una nueva producción de Madrid en alianza con el Covent Garden de Londres, y está basada en Medida por medida de William Shakespeare –del que se celebrará el año próximo el cuarto centenario de su muerte, al igual que el de Cervantes-. El estreno será en España antes que en Londres, y en ella se muestra a un Wagner que hace “una hilarante crítica al puritanismo alemán y un alarde del hedonismo meridional”. Según Matabosch, las causas por las que esta obra ha permanecido olvidada son “que su estreno fue un fiasco”, además de que “conocemos de Wagner lo que Cósima Wagner quiso que conociéramos, e hizo todo lo posible por ocultar esta vertiente del compositor”. En paralelo, se recuperarán en los Teatros del Canal dos óperas de corte contemporáneo: El caballero de la triste figura de Tomás Marco y Dos delirios sobre Shakespeare de Alfredo Aracil.

Otra producción propia del Real que se verá la próxima temporada es El emperador de la Atlántida, de Viktor Ullman, que ha sido retocada y reorquestada para la ocasión por Pedro Halffter, actual director artístico del Teatro de la Maestranza de Sevilla –que coproduce este título-. Compuesta en el campo de concentración de Terezín –antes de que el compositor fuera llevado a Auschwitz, donde halló la muerte-, es una sátira sobre el nazismo tratado con ironía que no llegó a estrenarse en el campo y que no se subió a las tablas hasta 1975. Otras dos óperas coproducidas que estará el próximo curso en el Teatro Real serán Alcina de Händel –que nunca ha sido representada en escena en Madrid- y la versión de Emilio Sagi de I Puritani de Verdi, en la que se alternarán en el papel de Lord Arturo Talbo los tenores Javier Camarena y Celso Albelo.

Pero la temporada apunta maneras desde su inicio. Abre el curso el Roberto Devereux de Donizetti con una de las mejores voces posibles, la de Mariella Devia. La diva encabeza un reparto en el que Gregory Kunde debutará en el Real en una obra “compuesta de un plumazo, de una forma frenética”, según Matabosch. También estarán en la Plaza de Oriente Rigoletto –con Leo Nucci en el papel protagonista-, una renovada visión de La flauta mágica de Mozart con dirección escénica de Barrie Kosky y un Parsifal wagneriano dirigido por la batuta privilegiada de Semyon Bychkov.

En esta temporada hay un incremento del número de apellidos españoles en las diferentes producciones, pero destaca especialmente la versión de concierto de Il Due Foscari de Verdi que podrá escucharse en julio de 2016. A la batuta estará Pablo Heras-Casado, y sobre el escenario Plácido Domingo y Ainhoa Arteta. “En esta temporada hay muchos cantantes españoles, pero no porque haya que cubrir un cupo o porque sean españoles, sino porque son buenos”, ha dicho Matabosch. Las otras dos óperas que podrán verse en versión de concierto serán Written on skin de George Benjamin –primer título del autor que se hace en Madrid y en el que la orquesta estará dirigida por el propio Benjamin- y la verdiana Luisa Miller.

Otros puntos importantes de la temporada son la recuperación de El retablo de Maese Pedro de Falla que se estrenó en 2009 precedido por el Concierto para clave del compositor gaditano con Yago Mahugo al clavecín, la vuelta de Nacho Duato al Real con el Staatsballett de Berlín, el ballet de la coreógrafa Sasha Waltz –que viene con su visión de La consagración de la Primaverade Stravinski- y los recitales de grandes nombres como Natalie Dessay, Juan Diego Flórez o Renée Fleming. Además, suman nuevo ciclo llamado Bailando sobre el volcán en la Fundación Albéniz y renuevan actividades paralelas para cada título con la colaboración de instituciones como la Fundación Juan March, la Biblioteca Nacional de España, el Instituto Cervantes o el Museo del Romanticismo.

En julio de la temporada que viene, otro plato fuerte del Real es la propuesta de la Compañía Nacional de Danza que propone un programa en tres partes con cuatro nombres propios: Chopin, Rachmaninov, Glazunov y Granados. Tras el paso de Goyescas al final de esta temporada por las tablas de la Plaza de Oriente, serán los bailarines los que tomen el relevo del homenaje a Enrique Granados con esta propuesta de estreno coreografiada por Dimo Kirilov a mediados de 2016 que servirá para conmemorar el centenario de la muerte del compositor. También en este programa, el director de la compañía José Carlos Martínez orquestará los pasos del Raymonda Divertimento sobre la idea original de Petipa y Nureyev.