Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Antonio Lago, escritor, profesor y experto en Latinoamérica

Fue uno de los intelectuales que reflexionaron con mayor profundidad sobre las relaciones entre Iberoamérica y España

Antonio Lago Carballo, escritor y especialista en historia iberoamericana, en 2004
Antonio Lago Carballo, escritor y especialista en historia iberoamericana, en 2004 EFE

Antonio Lago Carballo (León, 1923), experto en Latinoamérica, profesor y escritor, falleció en Madrid el martes pasado. Hay personas que, además de ser testigos de una época que saben interpretar a la perfección, son actores privilegiados en su quehacer cotidiano desde posiciones que no son necesariamente de primera fila. Personas que hacen del servicio público su vida sin desatender ni sus relaciones de amistad ni su entorno familiar. Que dejan huella por donde pasan, sin hacer nunca ruido, pero dando testimonio de lealtad, responsabilidad, inteligencia, bonhomía y capacidad de trabajo. Antonio Lago fue de estas personas, un hombre de su tiempo, liberal sin fisuras, católico comprometido, humanista, gran lector y mejor conversador. Su fina ironía cuasi galaica le hacía tener una visión de la vida entrañable que facilitaba la existencia a todos los que le quisimos.

Comenzó sus estudios de Derecho en la Universidad de Salamanca en 1940, culminándolos en la entonces llamada Universidad Central de Madrid. De joven estuvo vinculado al Instituto de Estudios Políticos y al Instituto de Cultura Hispánica, que le brindó el conocimiento sobre el terreno de los países hispanoamericanos por primera vez a finales de los años cuarenta, impulsando su vocación por la región que le acompañó toda su vida. Fue director del Colegio Mayor Guadalupe en una época en que comenzaban a retornar estudiantes de aquellos países para realizar sus estudios universitarios en Madrid, trenzando unas relaciones de amistad de por vida.

Se desempeñó también como alto funcionario. Empezó en el breve Ministerio de Educación de Ruiz Jiménez; más tarde fue alto cargo en el mismo ministerio durante el primer Gobierno de la Monarquía y en el último de la UCD. Vivió en Argentina cinco años como funcionario de la Organización Internacional de Emigración.

Como escritor destacaron sus trabajos sobre la realidad política latinoamericana de los sesenta y setenta, así como sus ensayos literarios o sus estudios sobre el sentido iberoamericano de la identidad española, entre muchos otros temas. Dictó cursos en la Escuela Diplomática, en la Universidad de Salamanca y en diversas facultades latinoamericanas. Desde finales de los sesenta hasta 1980 fue profesor de la asignatura Regímenes Políticos de Iberoamérica en la Complutense, donde fue mi maestro. Tras su retiro, siguió vinculado a los estudios latinoamericanos como conferenciante y organizador de cursos.

Manuel Alcántara es catedrático de Ciencia Política.