Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piratas de Pyongyang redoblan su ataque a Hollywood

Varias películas sufren parones o peligran tras la cancelación de ‘La entrevista’

Retirada del cartel de la película cancelada 'La entrevista' en Los Ángeles. Ampliar foto
Retirada del cartel de la película cancelada 'La entrevista' en Los Ángeles. AFP

George Clooney siempre tiene la razón. Y su última misiva, enviada ayer a la industria, augura un triste futuro para el cine por el ataque cibernético que sufre Sony y por extensión, Hollywood. “Lo vamos a tener mucho más crudo para encontrar distribución. Algo que nos deja helados”, afirmó el actor, productor, director y activista. Y acusó de “cobardía” a su mundillo. Nadie, dijo a Deadline,se atrevió a firmar la petición de apoyo a Sony que él mismo hizo circular por las más altas esferas de Hollywood.

La entrevista, según el actor, sólo es la primera víctima. Sony canceló el estreno de la comedia escrita, dirigida e interpretada por Seth Rogen junto a James Franco, previsto por el 25 de diciembre, por las amenazas de los piratas informáticos Guardianes de la paz, los mismos que han doblegado a los estudios con sus ataques y robos de datos online. “El mundo se llenará de miedo”, anunciaron en un comunicado que llevó a varias exhibidoras a cancelar la proyección de La entrevista.

Ayer, el FBI acusó oficialmente a Corea del Norte de estar detrás de la operación. Y Obama, en una rueda de prensa, tachó de “error” la decisión de Sony de cancelar el estreno. Pero los hackers, en un nuevo mensaje, presumieron de su éxito. “Ahora queremos que no sea vista de ningún modo. Ni distribuida ni filtrada a la red, ni en DVD ni pirateada”, insistieron los piratas, que blandieron una nueva amenaza para Sony: “Aún tenemos vuestra información”.

Pero esta comedia que se centra en el intento de un periodista de asesinar al líder norcoreano Kim Jong-un no es la única en caer. Otros filmes le siguen de cerca como Pyongyang. Basado en la novela gráfica de Guy Delisle, el filme contaba con Steve Carell como protagonista bajo la dirección de Gore Verbinski. Se trata de la historia autobiográfica de un animador que trabajó tres meses en un estudio de Corea del Norte y del choque cultural y político que vivió durante este tiempo. Con el rodaje preparado para marzo en Serbia (haciendo las veces de Corea del Norte) el proyecto ha sido cancelado. “Dadas las circunstancias no tiene sentido que sigamos adelante”, informó el estudio New Regency, encargado de la cinta. El proyecto además había perdido la distribución de Fox. “Lo que más me entristece son las razones de su cancelación. Uno piensa que una gran corporación no se doblega tan fácil a las amenazas de un grupo de hackers de Corea del Norte. Al parecer han tocado una fibra sensible”, indicó el autor de la novela gráfica en su blog. En Twitter, Carell se limitó a decir que corren tiempos tristes para la creatividad y colgó fotografías como la de Charles Chaplin en El gran dictador para recordar épocas de mayor libertad artística.

Otras películas están en la cuerda floja. Hace una semana se filtró el guion de la última de James Bond, Spectre. Ayer, el nuevo “regalito” de los piratas incluía 50 guiones, pasados y futuros, de otros filmes. Entre los aún no estrenados están el de Hotel Transilvania 2, la adaptación en cine de La casa de la pradera, la superproducción The Fifth Wave, otra comedia de Seth Rogen titulada Sausage Party e, irónicamente, el guión de la propia La entrevista. Se espera que alguno de estos 20 títulos aún pendiente de estreno pueda ser modificado o incluso cancelado tras esta filtración.

La cancelación de La entrevista se ha cobrado otra víctima de manera retroactiva. Se trata del filme Team America, dirigido en 2004 por los creadores de South Park Matt Stone y Trey Parker. La sátira con marionetas convertía al anterior líder norcoreano, Kim Jong Il, en el mayor de los villanos a la vez que criticaba a Hollywood. Varias salas de cine de EE UU habían programado su reestreno junto con la llegada de La entrevista. Sin embargo los estudios Paramount, dueños de la cinta, han cancelado los pases, según las salas, “por circunstancias más allá de nuestro control”.

Más información