Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La estación de Calatrava en la ‘zona cero’ de Nueva York costará el doble

El diseño del arquitecto español asciende a 4.000 millones de dólares

Vista del Museo de la Memoria, en la Zona Cero de Nueva York. Ampliar foto
Vista del Museo de la Memoria, en la Zona Cero de Nueva York. EFE

La estación en la zona cero de Nueva York diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava costará en total cerca de 4.000 millones de dólares, el doble del presupuesto previsto inicialmente. Así lo ha informado este miércoles el diario The New York Times, que hace un análisis detallado de los numerosos sobrecostes y retrasos que el proyecto ha ido acumulando desde su presentación en 2004 y que se supone será inaugurado a finales del próximo año, si se cumplen las actuales previsiones.

La nueva estación del World Trade Center suscitó polémica desde un principio. Según el periódico, algunas de las medidas que han tomado las autoridades han ralentizado la obra y ocasionado gastos extras como por ejemplo la decisión de las autoridades de construir la nueva estructura sin cerrar una línea de metro que pasa por la zona, esto ocasionó un coste de 355 millones de dólares. Así mismo, cuando el entonces alcalde, Michael Bloomberg, ordenó en 2008 que el memorial que recuerda a las víctimas del 11S fuese terminado para el décimo aniversario de la tragedia, la modificación entonces añadió otros 75 millones al presupuesto.

De esta manera los costes han seguido subiendo paulatianamente como consecuencia de varias subcontratas aprobadas por las autoridades del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey, que son responsables del proyecto. El complejo diseño para la espectacular cúpula de metal y cristal, sostenida sin columnas, también ha complicado la obra y aumentado los gastos, afirma The New York Times que asegura que sólo en los elementos de acero que incluye el edificio se han gastado 474 millones de dólares.

Otra de las críticas que hace el diario, es que el diseño ha pasado de evocar a un pájaro ligero y parecerse más a la figura de un estegosaurio, ya que un análisis de seguridad elaborado por la Policía llevó a doblar el número de costillas de acero de la estructura exterior.

Actualmente el coste oficial asciende a 3.700 millones de dólares sin incluir los varios cientos de millones en daños causados en la obra por el huracán Sandy en 2012, puntualiza el periódico. Del total, más de 655 millones se han destinado únicamente a cubrir costes administrativos.

La propia Autoridad del Puerto admitió en octubre que de haber conocido hace diez años lo que iba a ocurrir con el proyecto, habría elegido otra opción. "Hoy no daríamos prioridad a gastar 3.700 millones de dólares en el centro de transportes frente a otras importantes necesidades en infraestructuras", dijo entonces el director ejecutivo del organismo, Patrick J. Foye.

La estación que pretende ser uno de los símbolos de la reconstrucción del Bajo Manhattan tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, conectará los trenes que unen Nueva Jersey con Manhattan y varias líneas del metro de la ciudad.