Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronda recobra protagonismo taurino con la 58ª corrida goyesca

Morante, El Juli y Miguel Ángel Perera,cartel de la corrida que recuerda a Pedro Romero

Un año más, la ciudad malagueña de Ronda se convierte este primer fin de semana de septiembre en el centro de la actividad taurina. Se celebra la feria dedicada a la figura del legendario torero Pedro Romero, al que se le recuerda con la tradicional y famosa corrida goyesca, que cumple su LVIII edición.

Mañana, sábado, están anunciadas tres conocidas figuras, Morante de la Puebla, El Juli y Miguel Ángel Perera, quienes lidiarán una corrida de la ganadería de Zalduendo.

Con toda seguridad, los tendidos de la centenaria plaza rondeña serán ocupados por multitud de aficionados y curiosos, la mayoría llegados desde otros puntos de España y del extranjero, que acuden puntualmente a la llamada de este singular festejo que se ha convertido en una referencia de la tauromaquia actual.

De todos modos, la goyesca carece de importancia como corrida de toros, pues se celebra en un coso de tercera y en un ambiente festivo, triunfalista y generoso, pero su categoría responde más a un reconocimiento general como encuentro social, cultural y turístico, que trasciende sobradamente a sus aspectos puramente taurinos.

De hecho, el empresario rondeño, el ex torero Francisco Rivera Ordóñez, continúa la tradición que iniciara su bisabuelo Cayetano Ordóñez cuando en el año 1954 creó la corrida goyesca, para conmemorar el II centenario del nacimiento del torero Pedro Romero. En aquel mes de septiembre se celebró una corrida concurso y se anunciaron el propio Cayetano, Antonio Bienvenida y César Girón.

La corrida goyesca volvió tres años más tarde, en 1957, de la mano de Antonio Ordóñez, quien continuó como organizador de este festejo hasta su muerte, acaecida en diciembre de 1998; desde entonces, su nieto Francisco Rivera es el empresario de la plaza y cabeza visible de este festejo.

Por el prestigio de Antonio Ordóñez y su amistad con el escritor Ernest Hemingway y el cineasta Orson Welles, y la asistencia obligada de personajes de la política, la cultura y la sociedad, la corrida goyesca mantiene su atractivo, y cada año convierte a Ronda en el centro de la tauromaquia por un día.

En esta ocasión se celebra la quincuagésima octava edición, y como ha ocurrido en todas las anteriores, se dan cita tres de las más destacadas figuras del momento. Una prueba del prestigio alcanzado por este festejo es que, a lo largo de su historia, todos los toreros han deseado formar parte de este cartel. Antonio Ordóñez, con 18 comparecencias, es el que más veces ha hecho el paseíllo; le siguen su nieto Rivera Ordóñez, con 15, y José María Manzanares, padre, con 10. Dos toreros han tomado la alternativa en esta cita, Rafael de Paula, en 1960, y Cayetano, en 2006; y solo dos toreros se han encerrado con seis toros: Paco Ojeda, en 1987, y Morante, en 2013.

Sea como fuere, la corrida goyesca de Ronda es una fecha singular de la temporada, que concita la atención mediática y congrega a buenos aficionados, personajes de la prensa del corazón y turistas, todos ellos con capacidad para pagar los altos precios que figuran en las taquillas, que oscilan este año entre los 150 euros de la sombra baja y los 70 del sol alto.

Hoy, viernes, todavía quedan entradas en taquilla de sombra alta, a 105 euros, de sol y sombra, a 80, y de sol, entre 82 y 90 euros.

La feria de Pedro Romero cuenta con otros dos festejos, una novillada sin caballos y un espectáculo de rejoneo, cuyos carteles son los siguientes:

Viernes, 5 septiembre. Novillada sin picadores. Alfonso Cadaval, Pablo Aguado, Emilio Silvera, Rafael Serna, Juan Márquez, Javier Orozco y Toñete (erales de Carlos Núñez).

Sábado, 6. Corrida Goyesca.

Domingo, 7. Espectáculo de rejoneo. Andy Cartagena, Diego Ventura y Andrés Romero (toros de Passanha).