Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘selfie’ en los Sanfermines se puede multar hasta con 3.000 euros

Los Sanfermines estrenan multas de hasta 3.000 euros por poner en riesgo a los corredores

Un corredor arriesgando un 'selfie' ante un toro en el encierro de hoy. Ampliar foto
Un corredor arriesgando un 'selfie' ante un toro en el encierro de hoy.

Cada mañana, del 7 al 14 de julio, varias tiendas de fotografía del centro de Pamplona exhiben en su escaparate cientos de fotografías el encierro de ese día. Son muchos quienes, tras realizar la carrera con los toros, se buscan en esas fotos para llevarse un recuerdo con el que certificar su participación en los encierros de San Fermín. Otros, menos pacientes, optan por tratar de burlar la vigilancia policial e inmortalizarse frente a las astas de los toros. La moda de la autofoto ha llegado también a los Sanfermines, aunque lo ha hecho en un año en el que el Ayuntamiento estrena la ordenanza reguladora del encierro, que castiga con fuertes multas de hasta 3.000 euros a quienes pongan en riesgo la seguridad de la carrera.

Hasta ahora, pese a que la carrera de los toros de cada mañana de fiestas es un acto que ha dado a conocer la ciudad en el mundo, no existía una normativa concreta del encierro, más allá del bando de fiestas que cada año firma el alcalde. La nueva ordenanza fija aspectos como las horas de cierre del recorrido, las condiciones en las que se debe correr y tipifica las faltas que se consideran pueden poner en peligro la seguridad del acto. Llegó esta ordenanza tras unos Sanfermines, los de 2013, en la que el montón en el callejón de la Plaza de Toros del 13 de julio estuvo cerca de provocar una tragedia y levantó un largo debate sobre la seguridad y masificación de la carrera.

La multa solo por fotografiarse oscila entre 751 y 1.500 euros. Sube hasta los 3.000 si se pone en riesgo la carrera

La ordenanza del encierro regula, por ejemplo, la prohibición de tocar al toro, llamar su atención, participar en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas o utilizar aparatos de grabación o fotografía sin autorización dentro del recorrido. La tentación de retratarse frente a las astas de los toros en Pamplona puede costar entre 751 y 1500 euros, al ser considerada por esta ordenanza como infracción grave. La nueva ordenanza se estrenó con una sanción de 250 euros a un inglés por saltarse una barrera de seguridad colocada por la policía municipal el 7 de julio. Un día más tarde, un escocés fue castigado con 650 euros por utilizar un dron, un aparato de vuelo con control remoto, para grabar imágenes del encierro sin autorización y otro inglés recibió la misma multa por sacar fotos dentro del recorrido. En el caso del selfie frente a los toros la sanción puede elevarse teniendo en cuenta el peligro que entraña para el propio corredor y el resto de participantes ese tipo de actitudes frente a una manada de seis toros a la carrera.

La ordenanza del encierro, que fue aprobada en junio sin votos contrarios en el pleno municipal, llega a los 3.000 euros de sanción en el caso de actitudes que pongan en riesgo a los corredores, como es el caso de provocar una cogida por una imprudencia o por citar al toro. También castiga igualmente usar medios mecánicos para correr, como bicicletas o patines.

Más información