Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella pone a Juan Carlos Pérez de la Fuente al frente del Teatro Español

La oposición lo rechaza porque el comité designado prefería a Gerardo Vera o a Ignacio García

El nuevo director del Teatro Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente.
El nuevo director del Teatro Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente. Getty Images

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha elegido a Juan Carlos Pérez de la Fuente como director del Teatro Español y coordinador artístico del resto de salas municipales (Teatro Fernán Gómez, Circo Price, Naves del Matadero y Conde Duque). El Ayuntamiento abrió en mayo un proceso de selección para encontrar sustituto a Natalio Grueso, y convocó para ello un jurado de siete profesionales que la semana pasada ofreció, entre 27 aspirantes, una terna de finalistas a Botella. Gerardo Vera e Ignacio García lograron siete votos cada uno, mientras que Pérez de la Fuente obtuvo únicamente cuatro. En cualquier caso, el elegido por Botella cuenta con reconocimientos como el Premio Nacional de Teatro, la Medalla de Oro de las Bellas Artes y el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid; y dirigió el Centro Dramático Nacional entre 1996 y 2004.

Grueso, nombrado por Botella en primavera de 2012, dejó su puesto en junio tras cerrar la programación para todo el año. La elección de su sucesor debía ser pues consensuada con la oposición para que su mandato trascendiera las elecciones municipales de mayo de 2015, ganara quién ganara. Máxime cuando, según ha anunciado el Ayuntamiento, el mandato del nuevo director teatral está tasado por primera vez: serán cuatro años.

Botella aceptó así la petición de socialistas, Izquierda Unida y UPyD de dejar el proceso de selección en manos de un grupo de expertos. Pero en las bases incluyó esta estipulación: "El comité propondrá tres candidatos al Ayuntamiento, que ejercerá su responsabilidad de selección teniendo en cuenta los criterios de valoración señalados por el propio comité". Es decir, la decisión última dependería de la alcaldesa.

Formaban parte de ese comité el director y actor José Luis Gómez; el dramaturgo José Luis Alonso de Santos; el actor Carlos Hipólito; el dramaturgo Ignacio Amestoy; el productor teatral Juanjo Seoane; el crítico Juan Ignacio García Garzón, y la actriz y directora Socorro Anadón. Los finalistas fueron, por unanimidad y con siete votos cada uno, Gerardo Vera, director del Centro Dramático Nacional entre 2004 y 2011; e Ignacio García, que ya fue número dos del Teatro Español entre 2004 y 2009, cuando lo dirigía Mario Gas; y, rezagado con sólo cuatro votos, Pérez de la Fuente.

Los socialistas llevarán este asunto a la Comisión municipal de Las artes

El líder municipal socialista, Jaime Lissvetzky, había pedido a la alcaldesa que fuera “la votación del jurado de profesionales quien dirimiese la persona más cualificada”. Esta mañana ha señalado que va a solicitar las actas del jurado y llevará la cuestión a la Comisión municipal de Las artes. "No dudo de la capacidad de ninguno de los finalistas, pero parece cuando menos extraño que el que tiene cuatro votos gane a los que tienen siete. Es una alcaldada de Botella, que se ha creído con mayor capacidad que su propio comité de expertos para elegir al director del Teatro Español, y que dejá en una situación de desconfianza al seleccionado", ha añadido.

Pérez de la Fuente sí cuenta con el respaldo de Izquierda Unida; la concejal Milagros Hernández ha asegurado: "Se han presentado gente de calidad, cada uno en su estilo; era una decisión difícil, yo respeto el proceso y si nadie del jurado tiene nada que decir al respecto no voy a contradecir la valoración". "Cualquiera de los últimos cinco propuestos era bastante idóneo", ha añadido, para felicitarse por último de la marcha de Grueso: "Cualquier otro le superara".

La concejal Patricia García, de UPyD, considera en cambio que el Ayuntamiento, "tras proponer transparencia, ha incumplido sus promesas". "Rechazó la participación y las aportaciones de la oposición, pese a haberlas solicitado expresamente, y nombró un comité meramente asesor (que no selectivo), cuya capacidad de actuación se ha limitado a proponer una terna de candidatos", ha añadido. Así, ha añadido, "sin poner en duda la profesionalidad ni de los miembros del comité ni del nuevo director, tenemos que rechazar la forma en que fueron nombrados: de manera directa y unilateral. Al final, en vez de un director artístico elegido de una forma despolitizada que garantice la continuidad de un proyecto cultural, lo que tenemos es la elección por parte del PP de un cargo blindado".

Pérez de la Fuente (Talamanca del Jarama, 1959) "está considerado uno de los grandes directores de escena del panorama teatral actual", según el Ayuntamiento. En 1980 fundó una compañía de teatro independiente, y cinco años después de tituló como actor y director en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Tras su paso por el Centro Dramático Nacional, creó su propia compañía de teatro y presidió (entre 2002 y 2007) la Asociación de Directores de Escena.

Entre sus últimas producciones, Confesiones de San Agustín, en el Festival Clásicos en Alcalá

Sus últimas producciones han sido Orquesta de señoritas, de Jean Anouilh, y El Show de Kafka, de Franz Kafka, en 2012; Palabra de actriz, a partir de las Heroidas de Ovidio en 2013; y, este año, Dalí versus Picasso, de Fernando Arrabal, producido por el Teatro Español; Dionisio Ridruejo. Una pasión española, de Ignacio Amestoy, en coproducción con el Centro Dramático Nacional; y Confesiones de San Agustín, en el Festival Clásicos en Alcalá.

Su propuesta artística para el Español, según el Ayuntamiento, tiene como principal objetivo "preservar y consolidar el principal teatro de Madrid con respeto absoluto a su trayectoria histórica como bien cultural extraordinario y en diálogo permanente con la sociedad del siglo XXI". "Es la gran casa del teatro madrileño, español y universal, un espacio dinámico y plural, abierto a todas las voces de nuestra dramaturgia y a todos los creadores que configuran el hecho teatral".

El nuevo director defiende, según el Ayuntamiento, un "teatro culto y popular al mismo tiempo", entendido como "bien público, donde el público ha de ser nuestro principal referente y en el que tengan cabida todos los públicos". Su gestión se basará en la producción artística, la captación de nuevos públicos, la gestión y organización, las relaciones exteriores, las actividades culturales y los programas educativos.