Los 10 juegos que más suenan en el Gamelab

La lista con lo más candente del mundillo, para jugar o en tertulias, en la feria de Barcelona

Porque están para jugarlos de cuerpo presente en el Gamelab. Porque se habla de ellos en conferencias y tertulias entre jugadores, creadores y prensa. Con la resaca del E3 de Los Ángeles, la feria más importante del videojuego que recibió a casi 50.000 personas en tres días, Barcelona toma la vitola de capital del sector y define cuáles son aquellas obras que más interés están despertando, con mayoría de juegos indie.

No man’s sky (Hello games)

Vivir la experiencia de un explorador de lejanos planetas llenos de vegetación exótica y peligrosa fauna no es algo nuevo en los videojuegos. Sí lo es que cada planeta sea único en su aspecto y en los peligros que lo pueblan. Con unos bellos gráficos en 3D, No man’s sky, para la BBC la absoluta estrella del último E3, ofrece el ejemplo más espectacular de la tecnología procedural, que permite que un videojuego genere infinitos mundos y personajes distintos entre sí.

Broken age (Tim Schafer, Double fine)

A Vella le espera la panza de un monstruo, un sacrificio ritual que debe asumir para salvar a su familia y toda su aldea. A Shay, repetir el mismo día una y otra vez en su nave espacial como si fuera Bill Murray en Atrapado en el tiempo (1993). Pero ambos adolescentes descubrirán que sus aventuras tienen mucho más que ver de lo que parecen. Última joya de Tim Schafer dividida en dos capítulos, Broken age supone el retorno del creador de Monkey Island a la aventura gráfica, género del videojuego que se maneja a golpe de ratón o de dedo sobre la tableta y orientado a descubrir una gran historia.

Gods will be watching (Jordi De Prado, Deconstructeam)

UIna de las grandes sorpresas de los creadores españoles a las que se puede jugar en el Gamelab. Aventura gráfica también, el género de moda, pero mucho más oscura de lo que suele ser habitual en el género. El jugador maneja al capitán de un equipo en un futuro postapocalíptico y se ve obligado a tomar decisiones morales muy duras: ¿Convendrá matar al perro para no morirnos de hambre? Su creador, Jordi Depaco, que está nominado a cuatro premios de la Academia del videojuego, aclara que “es posible no matar a nadie para acabar la aventura”. Es el jugador el que tiene que decidir.

Godus (Peter Molyneux, 22 Cans)

Cuando se habla de videojuegos y arte, el nombre de Peter Molyneux salta al ruedo. Este francés, invitado de lujo del Gamelab, ha demostrado a lo largo de toda su carrera una pasión incesante por llevar al medio más allá de la vía comercial. Su última apuesta, tras dar portazo a la gran industria, es volver como Tim Schafer a los orígenes. Godus, un juego para móviles del género Dios, en el que el usuario decide sobre el destino de una civilización. Lo más curioso es que Molyneux sorteó el papel de verdadero Dios del juego, un jugador que reinará sobre todos los usuarios y con el que compartirá parte de las ganancias.

Rise & Shine (Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team)

Detrás del kilométrico nombre de su compañía, se encuentras seis españoles diseminados por la geografía del país creando juegos originales y desenfadados con un acabado artístico ejemplar. Su última creación, Rise & Shine, orbita sobre ese recurso tan usado por otras artes, hacer un metavideojuego. Una rebelión en el universo de los juegos ha ocurrido y frente a ella estará un chaval y su pistolón. En el Gamelab han enseñado tres niveles, de gran dificultad, pero de exquisito acabado plástico, a medias entre el cómic europeo de línea clara y el desbarre colorido de series animadas de moda como Hora de aventuras.

Los ríos de Alice (Delirium Studios)

Otra aventura gráfica con acento español y con un colaborador de lujo para la música, Vetusta Morla. La protagonista, Alice, tendrá que buscar a cuatro luciérnagas ladronas que le han robado una reliquia familiar en un juego para móviles de gran acabado gráfico que dirige Arturo Monedero, que se inspiró en el disco Mapas de Morla y acabó contando con el grupo para los ocho temas del juego.

Mighty Nº9 (Keiji Inafune, Comcept)

Keiji Inafune, creador de Megaman —uno de los juegos de acción y ciencia ficción fantasiosa más famosos del videojuego— es el enésimo artista que se fuga de la gran industria para montárselo por su cuenta. Le ha ido muy bien, porque su Mighty Nº9, que recobrará toda la esencia de Megaman con la tecnología de estos días, se llevó casi tres millones de euros en su campaña crowdfunding.

The witness (Jonathan Blown)

El hombre que inició la ola indie games con Braid, un plataformas con el espíritu de un Cortázar sobre el amor y el fracaso, vuelve al ruedo con su segunda obra. En The witness, que tendrá soporte para realidad virtual, el jugador recorrerá una isla en primera persona que encierra, al estilo de Perdidos, un misterio. Este deberá ser descubierto aprendiendo el lenguaje de los puzles, que irán desvelando tantas capas del secreto como el jugador quiera pelar.

Star Citizen (Chris Roberts, Cloud Imperium Games Corporation)

El juego que cuando se nombra, estalla el debate: desde el asombro reverencial hasta el escepticismo. Dos años de desarrollo, tecnología punta en sus gráficos y diseño de juego y el mayor crowdfunding del medio: casi 35 millones de euros, presupuesto ya considerado de superproducción para el videojuego. La razón por la que decenas de miles de personas se han rascado el bolsillo es que Star Citizen promete dejar pequeño a todos los juegos sandbox, aquellos que permiten experimentar el equivalente a una vida en todas sus facetas (comercial, social, romántica, etc.). Pero lo hará en el espacio, pilotando naves y explorando mundos en el futuro que nos espera dentro de 930 años. Se espera para 2015, el mismo año en que La guerra de las galaxias vuelve a los cines con su séptimo episodio.

Saga Shenmue (Yu Suzuki)

Y de sandbox a sandbox. Yu Suzuki, padre del género con la obra maestra Shenmue que luego inspiró a sagas como Grand Theft Auto, visita el Gamelab para hablar de este juego que fue un fracaso comercial pero una de las mayores influencias en el medio. El mundillo desea que, como han hecho sus colegas, de pronto Suzuki se destape anunciando que retorna a esta saga de la que solo pudo contar dos de sus siete capítulos. Hace solo un mes, anunció en una conferencia que barajaba la posibilidad de iniciar un crowdfunding.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS