La desidia de las cucarachas

El arriesgado cómic 'Inercia', de Antonio Hitos, obtiene el VII premio internacional de novela gráfica Fnac-Salamandra Graphic

Una viñeta de 'Inercia', de Antonio Hitos.
Una viñeta de 'Inercia', de Antonio Hitos.

Una plaga de cucarachas es una maldición para cualquier hogar. Pero si los bichos no se limitan a invadir el salón sino que además conversan metiendo sus patas en las llagas personales del anfitrión, el deseo de acabar con ellos debe de volverse insoportable. Y sin embargo este es tan solo uno de los palos que recibe la existencia de Jaime, abandonado por su novia, sin apenas dinero para el alquiler y ahogado cada vez más en la desidia. Por lo menos, su mala suerte es la fortuna de su creador, Antonio Hitos: el dibujante andaluz ha retratado en el cómic Inercia la delirante historia de Jaime y se ha llevado el VII premio internacional de novela gráfica Fnac-Salamandra Graphic.

En concreto, el galardón se traduce en 10.000 euros (5.000 ya y los otros una vez terminado el cómic) y en la publicación de la obra en otoño en Salamandra Graphic, el nuevo sello que la editorial acaba de dedicar a la novela gráfica. “Es una alegría enorme. Y elimina gran parte de la incertidumbre que conlleva embarcarse en un proyecto tan largo”, cuenta por teléfono Hitos (Huelva, 1985), desde la cafetería donde está celebrando el reconocimiento.

Porque de Inercia el autor ya tiene unas 70 páginas —el concurso obligaba a presentar al menos 16— pero le queda la otra mitad, así que destinará a ello el primer cheque. “Me servirán para poder dedicarme al 100% al cómic”, relata Hitos. Toda una novedad para un creador que hasta ahora se ha buscado la vida trabajando en la Fnac de Sevilla, en una tienda de deportes en Londres y de vez en cuando publicando sus viñetas en fanzines andaluces o en la ya cerrada revista El Víbora. De hecho, Inercia es su primera obra larga.

El dibujante Antonio Hitos.
El dibujante Antonio Hitos.

“Tiene mucho hincapié en los aspectos formales, en la arquitectura de la viñeta, y una parte importante de planificación técnica”, añade el autor sobre su tebeo. Y, también, es un trabajo rompedor y arriesgado, al menos según el jurado del premio. “Me gusta que lo digan pero no estoy seguro de ello. No son decisiones conscientes, no tengo la voluntad de hacer cosas raras, sino que es mi forma natural de expresarme”, defiende el andaluz. Aunque lo cierto es que por Inercia fluye un lenguaje radical, moderno y atrevido, tanto en las palabras como en el aspecto gráfico, con un uso frecuente de la metáfora visual y la alegoría. Hay colores fluorescentes, seres humanos que se convierten en calaveras ante las porquerías que transmite la televisión, toques de ternura y realismo cruel. Poco que ver, por ejemplo, con el más académico Un médico novato, el magnífico tebeo de Sento Llobel que se llevó el reconocimiento en 2012.

Quizás más tenga que ver la obra, al menos conceptualmente, con los Peanuts de Charles Schultz, la primera influencia importante de Hitos: “Era un ejemplo de qué intensa puede ser a nivel emocional una tira cómica. Tomé conciencia del potencial del tebeo. Era poderosamente triste”. Como aguantar a unas cucarachas que se ríen de ti.

Una página de 'Inercia'.
Una página de 'Inercia'.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Tommaso Koch

Redactor de Cultura. Se dedica a temas de cine, cómics, derechos de autor, política cultural, literatura y videojuegos, además de casos judiciales que tengan que ver con el sector artístico. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Roma Tre y Máster de periodismo de El País. Nació en Roma, pero hace tiempo que se considera itañol.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS