Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beatles, aquellos trabajadores

‘On air, live at the BBC Volume 2’, un doble CD hoy a la venta con EL PAÍS, recoge piezas grabadas para la radio

Beatles, aquellos trabajadores

En total los Beatles publicaron 236 canciones. Si calculamos una media de 3 minutos por canción, el total no suman 12 horas de música. Una cantidad de lo más magra.

En 1980, con el asesinato en Nueva York de Lennon, murió también cualquier esperanza de una reunión de los miembros originales del cuarteto. Si las rarezas antes ya eran cotizadas, a partir de aquello cualquier extra, por pequeño que sea, tiene un valor incalculable.

Dentro de esta necesidad de material extra se enmarcan discos como este On air, live at the BBC Volume 2, un doble CD que hoy se pone a la venta con EL PAÍS por 12,90 euros. En total, 63 piezas de las que 23 son entrevistas, conversaciones y bromas durante las grabaciones y 40 son canciones, incluidas 37 actuaciones nunca publicadas antes.

Es la segunda entrega de canciones grabadas por los Beatles en vivo entre marzo de 1962 y junio de 1965 en los estudios de la BBC para ser emitidas en diversos programas radiofónicos de la corporación. La primera entrega, The Beatles Live at the BBC, se publicó en 1994 y vendió más de cinco millones de copias en seis semanas, alcanzando el número uno en Reino Unido y el número tres en Estados Unidos.

Portada de 'Live at the BBC2'. ampliar foto
Portada de 'Live at the BBC2'.

Por supuesto que hay material ya conocido, pero entre las 88 canciones que el cuarteto tocó en la radio en la emisora siempre aparecen magicamente piezas desconocidas. En este álbum hay dos. La primera es una versión rockera de Beautiful dreamer. La bella durmiente era originalmente un tema Stephen Foster, compositor del siglo XIX, tan conocida que casi parece popular.La segunda, I'm Talking About You es una composición de uno de sus ídolos, Chuck Berry.

La radio fue fundamental para que los Beatles aumentaran su público. Porque en 1962 tenían muchos fans, pero en el área de Liverpool, y para llegar más allá, había que conquistar Londres. Su representante, Brian Epstein, lo sabía bien. De joven había sido un prometedor aspirante a actor que fracasó en la capital del imperio. Fue Epstein el que les urgió a presentarse a las audiciones para los programas de variedades de la BBC. En rock había entrado en Reino Unido en 1955 con Bill Halley and The Comets, pero la denominación que la emisora reservaba a ese nuevo sonido de moda era la que siempre se había dedicado a magos o ventrílocuos.

Superaron la prueba, lo que ponía todos los hogares británicos dentro de su radio de acción. Y no era tan fácil superar el corte. Otros grupos de Liverpool como Gerry and the Pacemakers o Billy J Kramer habían fracasado. Además fueron una enorme escuela. La BBC fue a su trabajo en el estudio lo que Hamburgo para su directo, les familiarizó con el trabajo duro. Ahora llama la atención que grabaran su disco de debut en once horas, pero entonces era habitual que en cada sesión de tres horas se registrasen de dos canciones y en la emisora el ratio era todavía mayor. En estas sesiones aprendieron a aprovechar el tiempo.

Más información