Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Fallece Lolita Sevilla, inolvidable folclórica berlanguiana

Triunfó dentro y fuera del cine como cantante, pero su imagen quedó unida a la de su personaje en 'Bienvenido míster Marshall'

Lolita Sevilla y Pepe Isbert, en 'Bienvenido Mr. Marshall' de Berlanga
Lolita Sevilla y Pepe Isbert, en 'Bienvenido Mr. Marshall' de Berlanga

La cantaora Lolita Sevilla ha fallecido en Madrid a los 78 años de edad. Su imagen estará siempre unida a esa joya del cine, Bienvenido Mr. Marshall, que aunque rodada en 1953 sigue de constante actualidad. ¿Qué hubiera hecho hoy Berlanga ante la reciente paletada de las Eurovegas de Alcorcón? Probablemente volver a hacer cantar a todo el elenco aquel irónico himno “americanos..., os recibimos americanos con alegría”, que Lolita Sevilla entonaba en primera fila con simpatía y buena voz. Cantaba bien, en efecto, con buen gusto, como otras andaluzas igualmente nacidas en el seno de familias pobres que tuvieron la suerte de ser reconocidas por sus aptitudes. Lolita Sevilla no alcanzó el mismo estrellato que sus compañeras Carmen Sevilla, Paquita Rico, Juanita Reina o Marujita Díaz… ni, por supuesto, de Lola Flores, algo mayor en edad, pero se mantuvo activa hasta 1996, cuando se despidió con su disco Enamorada de la copla.

Había nacido en Sevilla en 1935, y comenzó a cantar y bailar ante el público con solo 10 años, junto a otros Chavalillos que conjuntamente dieron así título a la compañía teatral infantil. Cambió su nombre real, Ángeles Moreno, ya que por su corta edad usó el carné profesional de otra artista que así se llamaba. Y con su nuevo nombre a los 17 años pasó al cine encarnando a la canzonetista de la película de Berlanga que la catapultó a la popularidad. Pero en realidad fue casi un fraude para ella ya que había creído que sería la estrella de la película cuando su trabajo consistió en una caricatura de la folclórica, tan frecuente entonces en el cine español. Pero su buen humor triunfó, y ella también dado que le llovieron ofertas para cantar, y no solo en España.

Seguirían otras ocho películas, entre ellas Las aventuras del barbero de Sevilla, con Luis Mariano, La chica del barrio, Lo que cuesta vivir, El fotogénico o Malagueña. Una carrera corta en el cine pero más amplia en los escenarios. Uno de sus éxitos, Cántame un pasodoble español, fue escrito por Tony Leblanc con quien en teatro compartió cartel en varias ocasiones, especialmente en la revista Lava la señora, lava el caballero, de gran éxito… Tuvo Lolita Sevilla una trayectoria brillante en su género aunque en el cine fue más breve de lo que hubiera merecido.