Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Larry Martin, currante del jazz

El baterista español recorrió el país durante un cuarto de siglo como líder de su banda

Larry Martin, músico de jazz.
Larry Martin, músico de jazz.

Estaba preparando un concierto especial de Navidad en el propio hospital en el que estaba internado, ayudado por los miembros de la Asociación Música en Vena. Pero no pudo ser. Manuel Martín Arriaga, más conocido como Larry Martin, falleció el pasado 30 de noviembre a consecuencia del cáncer que padecía y que le había obligado a ralentizar su actividad profesional: “Soy un currante”, le confesó a quien suscribe una noche de jazz y pasión en la sala madrileña Bogui Jazz. “Tocar la batería es toda mi vida”.

Nacido en Madrid, en el año 1950, Larry cumplió escrupulosamente con los mandamientos del músico profesional. Militó en una banda y fue roquero de pelo en pecho y melena al viento. Viajó a Líbano, donde comenzó sus estudios de música sobre la marcha; y al África negra, para tocar en algunos de los night clubs más infames del mundo. Actuó con los Canarios, los Grimm y los Condes, recordados autores de Baby, bésame. En Las Palmas de Gran Canaria descubrió el jazz. Larry había sido llevado para tocar la batería en el desaparecido Tambanova Jazz: “Allí decidí convertirme en músico de jazz”. Corría el año de 1976.

El afable baterista y futuro líder pasaría los años sucesivos estudiando jazz en cuanto se le presentaba la más mínima ocasión, y recreando los fundamentos del rock andaluz con Guadalquivir, un conjunto creado a finales de los setenta por los guitarristas Andrés Olaegui y Luis Cobo, Manglis. Con ellos recorrió España de cabo a rabo y grabó tres discos que hoy son objeto de culto y de deseo por parte de los coleccionistas del mundo entero.

La cosa es que Larry no le hacía ascos a nada. Su biografía musical incluye colaboraciones con, entre otros, Salvador, Banzai, Jorge Pardo, Juan Carlos Calderón, Javier Álvarez, Germán Coppini o la Tonky Blues Band. En 1984 tocó la batería en la ópera rock Jesucristo superstar, formando parte de un reparto que encabezaban Pablo Abraira, Pedro Ruy-Blas y Sergio y Estíbaliz. Ese mismo año empezó a madurar la idea de crear una banda propia y estable con la que tocar únicamente jazz. Dos años más tarde nacía la Larry Martin Band, con Richie Ferrer, al contrabajo, y el guitarrista Enrique García. El puesto de pianista lo ocupó durante un tiempo el joven fenómeno del jazz madrileño Moisés P. Sánchez. Pero si por algo se distinguía la LMB, es por su colección de cantantes llenas de encanto y glamour, de Doris Cales a Yoio Cuesta o la actual Sheila Blanco.

Durante 25 años, la Larry Martin Band recorrió los escenarios mostrando la verdad de un jazz sólidamente asentado en el repertorio estándar, de lo que queda como testimonio el disco publicado en 2012 que conmemora los 25 años de su fundación. Su título: Larry Martin Band-25 años-the best.