Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo Ana Frank

Un volumen de 710 páginas reúne por primera vez todos sus escritos

Retrato de Ana Frank.
Retrato de Ana Frank.

Ana Frank (1929-1945), la autora del famoso Diario, escribió también numerosas cartas, relatos y poemas durante su corta vida. En su escondite de Ámsterdam, donde intentó ocultarse de los nazis con su familia entre 1942 y 1944, la cronista más reconocible del Holocausto soñó con hacerse un hueco en la literatura una vez concluida la II Guerra Mundial. Durante un tiempo, también llenó una libreta, que llamó Diario de Egipto, con recortes de una revista de arte. Una producción literaria y epistolar abultada -varias de sus cartas y el diario ilustrado permanecían inéditos- que ha sido reunida por primera vez en un solo volumen por el Fondo Ana Frank, de Basilea, y la editorial holandesa Prometeus.

Titulado simplemente Anne Frank, Verzameld Werk (Obra completa) y de 710 páginas, ha sido presentado este martes en la biblioteca judía Ets Haim, la más antigua del mundo. Abierta en Ámsterdam, allí ha recibido el primer ejemplar la ministra de Cultura, Jet Bussemaker, que ha calificado el Diario de Ana Frank de “memoria viva de la II Guerra Mundial”. “Es el documento más importante de la contienda”, ha añadido. El compendio incluye fotos de la niña, su familia y entorno, así como varias versiones del Diario. Una obra escrita en una libreta con tapas de tela que ella llamó Kitty, y rehízo en 1944 cuando oyó por la radio que piezas como la suya serían recopiladas tras la contienda. El primer borrador, la versión mejorada y la edición publicada en Holanda en 1947 aparecen juntas en el nuevo libro. “Todo ello muestra el talento de la escritora, que venía de una familia inclinada también a las letras. Algo no tan frecuente entre los jóvenes de hoy”, según los editores.

El Fondo de Ana Frank fue creado en 1963 por Otro Frank, su padre y único superviviente de los ocho escondidos de Ámsterdam. Ostenta los derechos de la obra de la niña, que en su Diario dejó escrito lo siguiente: “Sabes Kitty, lo que más me gusta es que al menos puedo escribir mis sentimientos y pensamientos. De otro modo me asfixiaría”. En 2009, su obra manuscrita fue incluida por la UNESCO en la lista de documentos considerados patrimonio mundial.

El Fondo de Ana Frank, en Basilea, y la editorial holandesa Prometeus han patrocinado el proyecto