Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tesoro escondido en el lago

Magüi Mira dirige el primer montaje teatral español de ‘En el estanque dorado’, con Lola Herrera y Héctor Alterio

Héctor Alterio y Lola Herrera, en una escena de 'En el estanque dorado'.
Héctor Alterio y Lola Herrera, en una escena de 'En el estanque dorado'.

En el estanque dorado, obra escrita a los 28 años por Ernest Thompson, estrenada en un teatro off neoyorkino en 1978 y en Broadway un año después, no es el melodramón edulcorado que se vio en la película de Mark Rydell estrenada en 1981. Con razón su autor (también guionista en la película) no quedó nada contento. Como se puede comprobar en el montaje realizado por primera vez en España, con dirección de Magüi Mira e interpretación, entre otros, de Héctor Alterio y Lola Herrera, la propuesta de Thompson es una comedia tronchante con diferentes conflictos como telón de fondo. “Está llena de cargas de profundidad y la risa no la arrancan chistes fáciles ni gruesos, sino un humor inteligente”, señala Herrera de esta pieza cargada de humor, a veces muy negro, y con aromas que recuerdan a Azcona, Mihura, Berlanga...

La obra, cuya adaptación para este montaje estrenado anteayer en el Teatro Principal de Zaragoza la ha realizado Emilio Hernández, se ha traducido a más de 30 idiomas y se ha representado en 40 países de los cinco continentes. Ahora le toca el turno a España. La cartelera bonaerense retomará la pieza en un par de meses con un equipo del que forma parte la española Charo López.

Cuando a Lola Herrera le dieron a leer el texto le pareció que el suyo era un personaje puente hacia todos los rincones de la comedia. Nunca había coincidido con Alterio en el teatro, y en el cine tan solo compartieron una pequeñísima escena en ¡Arriba Azaña!, en los años setenta. Alterio aún recuerda de aquel encuentro que Lola le preguntó: ‘¿Tú no haces teatro?’. Ahora coinciden en señalar que les ha tocado una joya: “Es un bombón, y tenemos que cuidarlo”.

La obra, al tiempo que profundamente vitalista, deja patente que habla de dos personas al final de su vida. Las continuas alusiones a la muerte de Norman, a punto de cumplir los 80 (Alterio tiene 84), son hilarantes. Ethel va a estrenarse como septuagenaria (Herrera tiene 78 años). Son un matrimonio que pasa su temporada estival en una sencilla casa a orillas de un lago donde son visitados por su hija, que acude con su novio y el hijo de este, interpretados por Luz Valdenebro, Camilo Rodríguez y Mariano Estudillo.

Magüi Mira nunca había visto la película. Solo cuando ya tenía el montaje encajado vio el filme: “No daba crédito. No juzgo, pero no tiene nada que ver con nuestra propuesta; una vez más queda demostrado la maravilla que es la creación escénica; se puede hacer lo mismo de muchas maneras”.