Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La Iniciativa Legislativa Popular no va a devolver los toros a Cataluña”

José Antonio Soriano, ex director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, ha sido tajante en su comparecencia en la Comisión de Cultura del Congreso

‘La Iniciativa Legislativa Popular no va a devolver los toros a Cataluña’. Así de tajante ha sido José Antonio Soriano, ex director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, en su comparecencia en la Comisión de Cultura del Congreso que escucha desde esta mañana las opiniones de distintos expertos sobre la posible declaración de la fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural.

Soriano, jurista y principal impulsor del Reglamento Taurino de Andalucía, entregó el texto de su intervención a los miembros de los distintos grupos parlamentarios, y señaló en el inicio de su intervención que ‘el contenido de la ILP es sensiblemente mejorable’. Y explicó, a continuación, su argumentación: en su opinión, la Constitución española guardó silencio sobre la fiesta de los toros, y los Estatutos de Autonomía de 16 comunidades españolas asumieron en su día plenas competencias en materia taurina. Esta situación haría posible, según su criterio, que cualquier comunidad podría alterar la esencia básica de la lidia, si así lo decidiese. En otras palabras, insistió, ‘el 99 por ciento de las competencias taurinas que regulan el espectáculo están en manos de los gobiernos autónomos porque así lo han decidido distintos Gobiernos centrales, aunque el Estado tiene margen todavía para proteger y promocionar la fiesta como hecho cultural’.

Esta realidad no facilita la aprobación de una ley estatal que pretenda recuperar las competencias ya asumidas por los gobiernos regionales, por lo que, a su juicio, la ILP resultante no pasaría de ser ‘un reconfortante moral para los aficionados y un pequeño blindaje de la fiesta’.

‘La fiesta está actualmente bajo mínimos’, continuó, ‘y su futuro dependerá de que lo quiera el mercado’. ‘De todos modos’, prosiguió, ‘no creo que el mejor camino sea que el Parlamento apruebe la declaración de la fiesta como BIC, sino instar al Gobierno a iniciar el procedimiento ya previsto en nuestro ordenamiento jurídico’.

De este modo, la intervención de José Antonio Soriano supone un jarro de agua fría para los promotores de la ILP, pues el principal objetivo de esta es que los espectáculos taurinos vuelvan a Cataluña. A juicio de este experto, no solo no volverán, sino que, como ya se puso de manifiesto en la sesión de la mañana, se plantea un complejo problema jurídico.

A continuación, intervino Luis Gilbert, presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, promotora de la ILP, que dedicó toda su alocución a ofrecer argumentos sobre la culturalidad de la fiesta de los toros. A su juicio, es evidente que los toros son cultura, y para afianzar su argumento aludió a Juan Belmonte y su relación con los intelectuales de la época; Ignacio Sánchez Mejías, Rafael Alberti, Gerardo Diego y García Lorca, entre otros artistas. Se refirió, después, a las relaciones entre las bellas artes y los toros, y se detuvo en Manolete, ‘de quien se han escrito 300 libros’, y José Tomás, ‘una auténtica revolución cultural en pleno siglo XXI’.

La sesión parlamentaria continuó con las intervenciones de María Vicenta Viquer, representante de la Asociación de Profesionales para la Defensa de los Animales, y de Carlos Núñez, presidente de la Mesa del Toro.