Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por una muestra con “mártires” palestinos en el Jeu de Paume de París

La exposición de Ahlam Shibli pasó por el MACBA de Barcelona sin incidentes

Está causando revuelo en la capital francesa

'Sin título' (Rastreadores n. 57), Palestina  Israel, 2005. Lakhich Army Base, Beit Gubrinrn
'Sin título' (Rastreadores n. 57), Palestina / Israel, 2005. Lakhich Army Base, Beit Gubrin Jeu de Paume

Una multitud de mensajes de protesta, alguna manifestación, amenazas de muertes, e incluso evacuaciones provocadas por falsas alertas a la bomba. La retrospectiva Phantom Home, una retrospectiva de la artista palestina Ahlam Shibli mostrada en el Jeu de Paume está provocando un gran revuelo en su paso por París. Algo que no se esperaba Marta Gili, directora de la institución, dado que la muestra, co-producida por el MACBA de Barcelona y la Fundación Serralves de Porto, no ha provocado ninguna reacción en su paso por la ciudad condal, donde ha estado expuesta hasta finales de abril. En Francia, grupos pro-israelíes denuncian la “apología de terrorismo” y llaman a una manifestación el próximo 30 de junio.

En el centro de la polémica se encuentra una de las seis series en torno a las cuales se articula esta retrospectiva presentada en París el 28 de mayo. Titulada Death y realizada en 2011-2012 en Cisjordania, especialmente para completar la muestra, recoge un conjunto de 68 fotografías en los que aparecen, principalmente a través de pósters, colgados en los salones familiares o las paredes de las calles de los campos de refugiados, con retratos de combatientes desaparecidos: algunos muertos en enfrentamientos con las fuerzas israelíes, otros en bombardeos, otros encarcelados, y otros en operaciones suicidas, como la imagen de un póster de un joven recordado con una fotografía con su cinturón de explosivos.

El Consejo Representativo de las Instituciones Judías de Francia (CRIF) remitió el pasado 5 de junio una carta al ministerio de Cultura en el que denuncia la “apología del terrorismo” que a su juicio supone la serie. Denuncia en particular que en las inscripciones que acompañan las fotografías, la artista se refiere a los mártires sin usar las tildes. Otras asociaciones pro-ísraelíes llaman por su parte a manifestarse el 30 de junio.

La ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, se ha visto obligada a intervenir mediante un comunicado publicado el viernes de la semana pasada en el que admitía que la exposición podía “chocar y dar lugar a malas interpretaciones porque no explican el contexto de las fotografías que no es sólo el de la pérdida, sino también el del terrorismo”. Pidió entonces al centro contextualizar mejor las fotos.

Desde el sábado, el centro ha instalado unos paneles de advertencia, tanto a la entrada de la exposición como en la sala dedicada a la problemática serie, en el que se ve obligado a recordar que el trabajo “no supone ni propaganda ni apología del terrorismo” y recuerda las palabras de la artista: “no soy una militante, mi trabajo es mostrar, no denunciar ni juzgar”. “Death explora la forma en que los palestinos desaparecidos - ‘mártires’ según los términos retomados por Ahlam Shibli- son representados en los espacios públicos y privados (...)”.

Sin embargo, ni la advertencia ni el comunicado de Cultura han servido para calmar los ánimos. El domingo, un pequeño grupo de manifestantes trató de entrar a la fuerza en el exposición. El martes, el centro volvió a tener que ser evacuado tras una falsa alerta a la bomba, como ya había ocurrido el pasado viernes.

Este viernes, el Jeu de Paume y su directora, la catalana Marta Gili, han recibido el apoyo de la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE), que denuncia la “campaña desatada por grupos extremistas e intolerantes” y pide al ministerio de Cultura francés “que apoye sin fisuras la libertad de expresión de la artista, la labor de una institución seria y comprometida como el Jeu de Paume”. Se suma así a la Asociación Francesa de Desarrollo de Centros de Artes, que también mostró su solidaridad con el equipo del centro de la imagen ante “las acusaciones excesivas y presiones escandalosas”.

La filósofa Marie-Josée Mondzain, directora emérita del Centro Nacional de Investigación Cientítifico (CNRS), encabeza por su parte una petición de apoyo ciudadano que este viernes había sumado ya en Internet más de 1.500 firmas. París ya vivió una polémica similar con la exposición Kai Wiedenhoffer en 2010 en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de París, consagrada a las víctimas de bombardeos isrelíes en Gaza.

Más información