Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva temporada de la OCNE: grandes nombres, ningún director titular

Kent Nagano, Semyon Bychkov o Fabio Luisi dirigirán la Orquesta Nacional, que sigue sin presentar al sustituto de Josep Pons

A falta de la pieza más importante, el director titular de la formación, la Orquesta y Coro Nacionales de España presentó ayer por la mañana su nueva temporada (2013-2014). Y lo ha hecho con un espíritu modernizador y adaptado a los tiempos, de la mano de su nuevo director técnico, Félix Alcaraz. El ex gerente de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León llegó hace algunos meses con la idea de dotar a la formación de una estructura más racional (estadística y organizativamente) y de abrirla a nuevos públicos y experiencias. Y ese plan es el que desplegó ayer acompañado del director del INAEM, Miguel ángel Recio, y de todo un cambio de imagen y diseño de la marca de la orquesta.

Pero antes, claro, tuvo que responder a lo esencial. A las preguntas acerca del exagerado retraso con el que la formación ha abordado el relevo del anterior director titular, Josep Pons, que anunció su marcha al Liceo en 2011 y cuyo puesto sigue vacante. El proceso sucesorio se vio interrumpido por los recortes del ministerio de Hacienda del anterior Gobierno y se llevó por delante el proyecto, casi firmado, de contratar al joven director alemán David Afkham (que estará presente como invitado la siguiente temporada). Esa opción parece descartada ya, pero se busca a un director de características parecidas, que pueda crecer con la orquesta. Ni demasiado joven, ni demasiado mayor (entre 35-40 años, se ha hablado en alguna ocasión). Alguien capaz de motivar e ilusionar a la formación y a quien la dirección técnica liberará de algunas funciones burocráticas que sí asumió su predecesor.

Y debe estar ya prácticamente cerrado (aunque su incorporación parece difícil antes del 2014-15), porque según Recio, el nuevo director se anunciará antes del final de esta temporada. Es decir, a mediados de junio. "Estamos trabajando deprisa y estará (un nuevo director) ya la próxima temporada". Estará designado, porque lo que está claro es que no podrá asumir todavía el mando.  Sin embargo, Recio y Alcaraz consideran "la orquesta no está ni "huérfana" ni "desatendida”.

En cualquier caso, quienes la han diseñado la siguiente temporada han intentado suplir esa ausencia con una nómina de batutas y solistas de primer nivel y una atractiva programación. El mejor ejemplo es el ruso Semyon Bychkov, encargado de inaugurar el curso (volverá en abril) con el Requiem de guerra de Benjamin Britten. Esta inauguración contará también con las voces de Sabina Cvilak, Andrew Kennedy y David Wilson-Johnson. Pero a lo largo del curso también se subirán al podio de la OCNE directores como Cristoph Esenbach, el español Juanjo Mena, Kent Nagano, el emergente Diego Matheuz o Fabio Luisi. La Carta Blanca, el espacio que cada año la OCNE reserva para mostrar la obra de algún compositor, está reservada este año al reputado John Adams, autor de obras que forman ya parte de la historia de la música como la ópera Nixon in China. Muchos de estos nombres, reconoció Alcaraz, deben su presencia a la gestión del anterior director técnico: Ramón Puchades. En la parte española, estarán de nuevo Josep Pons y Rafael Frühbeck de Burgos, a los que se sumarán Jordi Bernacer, Juanjo Mena, Jesús López Cobos y Guillermo García Calvo, entre otros.

Pero uno de los grandes cambios que experimentará la institución es el que tiene que ver con el marketing (la imagen y las campañas de publicidad, para las que se ha creado un departamenteo) y su base de datos. Es decir, se busca información sobre el público que acude regularmente al Auditorio, algo que hasta ahora, según ha desvelado Alcaraz, brilla por su ausencia. Por eso las nuevas modalidades de abono se tramitarán con todos los datos de los usuarios con la finalidad de obtener un mapa que permita fijar objetivos para la atracción de nuevos públicos. "Nos importa mucho atraer a nuevos públicos, pero eso no quiere decir que tengan que ser todos jóvenes, sino gente que nunca se ha acercado a la música. Lo que queremos es ver la sala llena, porque, si no, nuestra actividad dejaría de tener sentido", ha dicho Alcaraz.

Para ello, se ha flexibilizado también el sistema de abonos, con siete tipos diferentes. Se incluirán descuentos para desempleados (el 50%), a grupos y entradas de último minuto a un euro para menores de 26 años. Además, se creará un sello discográfico en el que tendrán muchos de los encargos a compositores que la OCNE ha realizado en los últimos años.