Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coto a los productos milagro

Las televisiones, obligadas a suprimir la emisión de anuncios engañosos

Anuncios de productos con pretendida finalidad sanitaria han campado a sus anchas por las televisiones españolas, pese a estar prohibidos. Unos prometían adelgazar sin necesidad de dietas ni consejos médicos, otros aventaban propiedades terapéuticas o curativas. Algunos se emitían en horarios de especial protección infantil y no faltaban los que vulneraban a todas luces la dignidad de la mujer. En este escenario, el Ministerio de Industria ha comenzado a requerir a varias cadenas de televisión de cobertura estatal que retiren de su emisión la publicidad de los llamados productos milagro, vetados por ley.

Esta supresión se produce tras un informe elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). El organismo regulador, que solo tiene competencias en el ámbito de la comunidad andaluza, examinó con detalle este tipo de anuncios y detectó —entre octubre de 2012 y febrero de 2013— casi 60 vulneraciones de la legislación. El CAA envió requerimientos a las televisiones andaluzas para que dejaran de incluir esos contenidos, recordando que su incumplimiento acarrea multas que oscilan entre los 100.000 y los 500.000 euros.

El Consejo especificaba en ese informe los productos afectados por la publicidad engañosa, entre los que incluyó el té chino del doctor Ming (“el mejor método para quemar grasa, reducir medidas y lograr un cuerpo esbelto y atractivo”), los calcetines relax (“previenen la aparición de varices”, “alivian la hinchazón y las molestias provocadas por la mala circulación y facilitan el retorno de la sangre al corazón”), Arti slender (“complemento alimenticio de alcachofa que ayuda a perder peso de manera natural”). Todos estos anuncios han sido catalogados por el CAA como “ilícitos”, al promocionar “un producto milagro” y reunir los requisitos que recoge la ley para encuadrarlos dentro del paquete de “publicidad engañosa”. La autoridad audiovisual afirma que algunas de las sustancias, como la alcachofa de Laón, modificaron los mensajes para adaptarse a la legislación tras las advertencias de organismo andaluz.

Buena parte de estos contenidos se emitían dentro de programas de televenta. Incluían rótulos llamativos y testimonios de personas que supuestamente habían experimentado prodigiosas pérdidas de peso en tiempo récord o alivios de dolencias de manera asombrosa.

Además de actuar contra los canales andaluces que emitían esta publicidad, el CAA remitió los requerimientos a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), dependiente del Ministerio de Industria, que a su vez reclamó a tres televisiones nacionales (MTV, Intereconomía y 13 TV) que dejaran de emitir este tipo de comunicaciones comerciales. Un portavoz de 13 TV asegura que la cadena suprimió de inmediato la publicidad de productos milagro. Recuerda también el cambio de criterio en el sector. “Hasta hace poco se exigía a los medios que comprobaran que la publicidad respondía a los requisitos del producto. Ahora el responsable es el anunciante, y si la SETSI advierte de que ese producto contiene publicidad engañosa, las cadenas están obligadas a retirar los anuncios”.

En su informe, el Consejo hace un llamamiento a las distintas Administraciones y a las asociaciones de consumidores para actuar coordinadamente y poder y adoptar así “medidas eficaces” para proteger la salud de los consumidores y controlar la publicidad para que esta se ajuste a criterios de veracidad.