Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lacroix diseñará para Schiaparelli

El modisto, que se retiró en 2009, diseñará una colección cápsula para otoño/invierno 2013

La propuesta se presentará en la semana de la moda de París

El diseñador Christian Lacroix, en una imagen de 2009.
El diseñador Christian Lacroix, en una imagen de 2009.

Se trata de la unión de dos nombres emblemáticos de la alta costura. La casa Schiaparelli ha confirmado a EL PAÍS que Christian Lacroix (Arlés, 1951), que se retiró de esta disciplina en 2009, diseñará una colección cápsula de 15 piezas para otoño/invierno 2013. Se presentará en julio durante la semana de la moda de París.

La marca que la italiana Elsa Schiaparelli fundó en 1926 fue comprada 80 años después por el empresario Diego Della Valle, que también controla Tod’s y Hogan. Coincidiendo con la exposición que el Museo Metropolitan de Nueva York dedicó a un diálogo entre la diseñadora y Miuccia Prada el año pasado, Della Valle anunció sus planes para resucitar la casa. Los talleres estaban cerrados desde 1954 cuando Elsa se retiró. La creadora falleció casi veinte años después.

En la nota de prensa emitida hoy, Christian Lacroix afirma: "En esta persona, que encarna a una verdadera aristócrata, encontramos a un espíritu en el que las matemáticas, la literatura y la poesía confluyen: Elsa es una esfinge sagrada que nunca deja de interrogarnos, a la vez que arroja nuevos enigmas como respuesta. Arte, teatro, cine...mi deseo es devolver a Elsa al centro de su Maison y al escenario desde el que sedujo al mundo en su día".

Estaba previsto que el pasado mes de octubre se anunciara el nuevo director creativo para esta nueva etapa de la compañía. Pero el nombramiento se ha demorado y, finalmente, se ha transformado. El anuncio de hoy solo especifica que Christian Lacroix será la primera de una larga serie de colaboraciones con diferentes artistas. Las siguientes contarán con otros invitados, probablemente externos a la moda, y queda por ver si Lacroix estará o no vinculado a ellas.

Lo que sí se sabe es que el trabajo de Lacroix se presentará en la tercera planta del edificio del número 21 de la Place Vendôme, donde se ha construido un espacio-homenaje. El apartamento, que evoca el espíritu artístico y surrealista de Schiaparelli y su relación con Dalí, se presentó a los medios en julio de 2012. En las plantas cuarta y quinta del mismo inmueble se estaban terminando los talleres y el archivo. Dos elementos que ahora resultan fundamentales para que Lacroix pueda desempeñar su cometido.

El diseñador vuelve así a la alta costura, tras la bancarrota de su propia compañía. La firma sigue funcionando con un equipo de diseño que produce ropa de hombre y varios productos bajo licencia. Desde su último desfile de costura, el francés ha colaborado con la marca española Desigual y también ha diseñado el vestuario de un ballet para la Ópera de París.