Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shigeru Ban se estrena en España

El pabellón de papel creado por el arquitecto en Madrid podrá visitarse

El pabellón creado por Shigeru Ban en el Instituto Empresa de Madrid.
El pabellón creado por Shigeru Ban en el Instituto Empresa de Madrid.

Como no podía ser de otra manera, el primer trabajo de Shigeru Ban (Tokio, 1957) en España es un pabellón construido con tubos de papel prensado. “En arquitectura poco importa el tamaño, lo fundamental es el reto”, asegura el arquitecto en la presentación. Y su trayectoria sustenta esa opinión. No podía ser de otra forma porque, aunque el celebrado autor del Centro Pompidou de Metz o del pabellón japonés en la Exposición Universal de Hannover 2000 es un proyectista de amplios recursos, en España, las grandes obras parecen haberse convertido en anatema. Por eso la lección vital y profesional de Ban resulta tan oportuna. E interesa sobremanera a los estudiantes, que ven en su vinculación con los proyectos de emergencia —a partir del uso de materiales locales— una vía de futuro para ampliar el campo de actuación de los arquitectos.

Recién llegado de Nueva Zelanda, donde levanta una catedral de tubos de cartón, Shigeru Ban explica que su pabellón en Madrid —un espacio con apoyo perimetral de 110 metros cuadrados rodeado de un porche— es una construcción temporal que ha tratado de emplear materia prima local. Los tubos, por ejemplo, se han fabricado en Zaragoza y carpinteros madrileños han tallado los nudos de pino laminado. Así, el pabellón evidencia que la construcción es un arte que precisa de artesanos y no solo de obreros. El arquitecto asociado en este proyecto, Fernando Serrano-Súñer, lo corrobora. De las 12 semanas que se tardó en montar la obra, la estructura de la cubierta (que combina los tubos de cartón con los nudos de madera) se levantó en tan solo seis días, sin embargo, señala, “requirió tiempo encontrar a quien pudiera hacerlo. Fue fundamental dar con la mano de obra cualificada capaz de hacer un trabajo preciso, de orfebre”.

El pabellón erigido en el jardín de la escuela de negocios Instituto Empresa (IE) envía una señal muy concreta a la futura relación de esos dos mundos —los negocios y la arquitectura— que, en el pasado reciente, tan nefastos resultados ha cosechado: otra arquitectura es posible. Y Shigeru Ban es la persona que puede decirlo dedicando, pro bono, el 50% de su tiempo a proyectos de emergencia.

178 tubos de cartón, 78 nudos de pino laminado, 5 pilares de cartón, 368 tornillos y 30 tensores metálicos ensamblados forman la cubierta de una singular pieza de arquitectura que se utilizará como sala de conferencias y reuniones durante por lo menos un año. Santiago Íñiguez, decano del IE, asegura que podrá visitarse libremente cuando no esté en uso. También muestra su deseo de hacer de esta obra temporal una pieza permanente. Los tubos de cartón aguantarían. La vida del pabellón es un asunto de permisos del Ayuntamiento. Con todo, si no llegara esa licencia, el edificio se desmontaría pieza a pieza y, como un mecano, volvería a levantarse en la sede que esta institución tiene en Segovia. El primer edificio español de Ban es 100% reciclable. Y 100% reconstruible.