Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kiarostami y Bill Viola, protagonistas de la IV edición del Festival de Murcia

El cineasta iraní presentará su última película 'Like someone in love'

Participará, por segunda vez, en un seminario con aspirantes a directores

Fotograma de 'Like someone in love', de Abbas Kiarostami.
Fotograma de 'Like someone in love', de Abbas Kiarostami.

Lo que empezó como un intercambio con cineastas iraníes acabó convertido en un festival consagrado a un filósofo místico y viajero del siglo XII. Se trata del festival Festival Internacional de Cine de Murcia (Ibn Arabi Film festival, IBAFF), que gira en torno a la figura del místico sufí Ibn Arabi, nacido en la localidad. La cuarta edición del evento, que se celebrará entre los días 4 y 9 de marzo, contará con la presencia del cineasta Abbas Kiarostami –que presentará en España su película Like someone in love– y del referente de las videoinstalaciones Bill Viola.

Ibn Arabi, referencia del festival, comenzó hace siglos en Murcia un viaje por todo el Mediterráneo que le llevó a visitar ciudades como Jerusalén, Bagdad o Damasco. Según la directora del festival, Marta López-Briones, un director iraní que participaba en un ciclo en Murcia se sorprendió al conocer el origen del filósofo fallecido en Damasco. “Entonces surgió la idea del festival”, recuerda la propia direcotra.

Eso fue hace cuatro años. Hoy los valores del místico están presentes en las películas que se proyectan en el festival, que se promociona con el epígrafe “viaje y creación”. “Se trata de un viaje más interior que exterior, una búsqueda dentro de uno mismo. Y muchos artistas contemporáneos comparten con él esa mirada”, argumenta López-Briones.

Esa filosofía no se aleja de la mirada, “a medio camino entre la ficción y la realidad”, según la directora del certamen, del iraní Abbas Kiarostami. Su último trabajo, sobre un encuentro enigmático entre una joven y un anciano en Tokio, servirá de apertura del festival. El cineasta ya estuvo presente en la edición del año pasado, donde impartió un seminario –que repite este año– para jóvenes directores de todo el mundo. Según recuerda la responsable del festival, el director Jaime Rosales dijo que cambió su forma de hacer cine tras un seminario con Kiarostami en Londres.

El artífice de La soledad también estará presente en el festival. Rosales participará junto a Kiarostami y Víctor Erice en un encuentro con aspirantes a cineastas de diferentes escuelas de cine de todo el mundo. La idea del festival, que además premiará con su galardón honorífico al colaborador de Buñuel Jean-Claude Carrière, es promover el encuentro entre profesionales del cine de distintas generaciones, y que “los jóvenes tengan la oportunidad de ver, oír y hablar con los maestros, y oírse entre sí”, opina Marta López Briones.

El festival, en cuya sección oficial competirán 32 obras de ficción y documentales procedentes de todo el mundo, se interesará también por las tenues fronteras entre formas de creación. “Los límites del cine contemporáneo con el videoarte son tan finos que hemos pensado en Bill Viola y su relación con la mística sufí”, afirma la directora del festival. El artista multidisciplinar recibirá un galardón por su creación inspirada en los valores de Ibn Arabi. Arte del siglo XXI y teología medieval unidas gracias a un pensador de origen murciano.

El IBAFF nació casi con el inicio de la crisis. Aun así, sigue aspirando a cuotas más ambiciosas, que según el propio festival, “van llegando casi solas”. “No podemos, ni es nuestra intención, hacer un festival de alfombra roja. Pero estamos contentos porque en poco tiempo nos han sucedido cosas extraordinarias”, asegura la directora del festival.