George Cukor, director de actrices

El cineasta se especializó en comedias románticas llenas de ironía y mordacidad con un punto de crítica social a las costumbres de la época

En El País de TCM recordamos hoy al mejor director de actrices. Se especializó fundamentalmente en comedias románticas llenas de ironía y mordacidad pero que siempre guardaban un punto de crítica social a las costumbres de la época. Así, por ejemplo, Historias de Filadelfia refleja la frivolidad y el comportamiento caprichoso de las clases más acomodadas y La costilla de Adán, la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Su actriz favorita, la gran Katharine Hepburn, con la que Cukor trabajó en ocho ocasiones, escribió de él en sus memorias: "Su carrera fue extraordinaria pero rara vez se le sitúa junto a los que llaman 'grandes directores'. Creo que sé por qué. Era fundamentalmente un director de actores. Básicamente le interesaba que el actor brillara. Veía la historia a través de los personajes principales".

A partir de mañana, y a lo largo de todos los sábados del mes de octubre, TCM dedica un ciclo a este realizador que supo, mejor que ningún otro, trasladar a pantalla los sentimientos femeninos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS