Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Son cubano de siempre, ¡pa’ gosar!

El Septeto Santiaguero presenta su séptimo disco, 'Vamos pa´la fiesta’ con Ruben blades y Cheo Feliciano como invitados de lujo

El Septeto Santiaguero posa frente al Círculo de Bellas Artes de Madrid.
El Septeto Santiaguero posa frente al Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Un año después de su nominación a los premios Granmy Latinos en la categoría de Música Tropical Tradicional, el Septeto Santiaguero vuelve a la carga con un nuevo álbum festivo que rinde tributo a la trova tradicional de oriente y a los grandes salseros de América que siempre han defendido el legado del son y de los ritmos cubanos. Vamos pa’ la fiesta, séptimo trabajo de esta agrupación fundada por el tresero Fernando Dewar en 1995, cuenta con colaboraciones de lujo, entre ellas las del panameño Rubén Blades, el puertorriqueño Cheo Feliciano o el dominicano José Alberto el Canario. Son quince temas rabiosamente bailables que abarcan géneros como el son montuno, la guaracha, el bolero, el changüí, el danzón, la cumbia-son o el ritmo pilón, una mezcla bien caribe que en su espíritu combina modernidad y respeto a las esencias.

A diferencia de su anterior disco, Oye mi son santiaguero, que llegó a Los Ángeles después de tirarse por la calle de en medio con 11 canciones nuevas – es decir, todas -, en Vamos pa´la fiesta (los dos editados por Picap) el Septeto Santiaguero mezcla a partes iguales temas legendarios de la trova tradicional con creaciones recientes.

“Siempre tuvimos claro que los grandes de la música latina interpretarían piezas de los maestros a los que ellos admiraban y a los que nosotros reverenciamos cada día; queríamos que este disco se basara en compartir esa pasión común”, explicó Alden González, productor del disco y representante del Septeto Santiaguero, que esta semana inició en Madrid una gira por España y Europa para promocionar su último trabajo.

De Miguel Matamoros y Arsenio Rodríguez, dos dioses de la música popular cubana, Ruben Blades grabó Lágrimas negras [Puedes escuchar el audio abajo] y Contéstame. En la primera, el famoso “aunque tú me has dejado en el abandono…” se trufa con un guiño a Blades, ‘Dime como me arranco pa´siempre / el inmenso dolor de esta pena de amor’, del disco que grabó con Willy Colón.

Contéstame es otra joya, que han cantado todos los buenos boleristas cubanos: Panchito Riset, Orlando Contreras, Vicentico Valdés y hasta el boricua Daniel Santos.

Cheo Feliciano le pone voz a Un poquito de tu amor, tema del pianista y compositor manzanillero Julio Gutiérrez, que llevó las congas al merengue dominicano y fue uno de los creadores del bolero-mambo, género con el que Machito grabó originalmente esta pieza.

De la música cubana, los grandes ídolos en República Dominicana son Los Compadres, Lolo y Rey Caney (Reynaldo Hierrezuelo), pero especialmente este último; por eso El Canario canta en el disco su Amor silvestre. Otros colaboradores ilustres de Vamos pa’ la fiesta son Edwin Colón Zayas, Luisito Quintero y el trompeta Jimmy Bosch, nacido en Nueva Jersey y conocido como El trombón criollo, que se explaya en La reina Isabel, el genial danzón de Chepín en el que el coro dice una única estrofa: ‘Hasta la reina Isabel baila el danzón / porque su ritmo es muy dulce y sabrosón’.

Para los inéditos el grupo hizo una especie de ‘casting’ en el entorno de la Casa de la Trova, donde cada día hay música en directo y los cubanos de la segunda ciudad mayor de Cuba van a cantar y a improvisar. Hay canciones de Osnel Odit, guitarrista del grupo de Eliades Ochoa, autor de la canción que da título al disco, y de Eduardo Charón, director del Septeto Típico Tivolí, excelente grupo sonero con un formato similar al del Septeto Santiaguero, que aporta Esa familia no me conviene, que cuenta una historia típica de Santiago: “A la hora de tomar no inviten a Don Ramón / que se pega a la botella y nos quedamos sin ron / Que tampoco venga su mujer Doña Teresa / cualquier cosa le conviene sea vino, ron o cerveza”. Como decía un fan en la primera presentación del grupo en la sala Clamores de Madrid, es “son cubano de siempre pa‘ gosar”. Y su directo es irresistible para los pies.