Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Supersubmarina: "Montamos un grupo, pero podía haber sido un restaurante"

Supersubmarina mira hacia Two Door Cinema Club, Vetusta Morla y Lori Meyers

Su segundo trabajo 'Santacruz' logra más empaque gracias a los medios de Sony

Supersubmarina: "Montamos un grupo, pero podía haber sido un restaurante"

Influencias de Two Door Cinema Club, Vetusta Morla, Lori Meyers e incluso de The Killers se asoman en el nuevo y segundo trabajo de los jienenses Supersubmarina titulado Santacruz. El grupo, que fichó por Sony en 2010 para lanzar su primer trabajo Electroviral ha conseguido que la disquera los considere como una de sus apuestas del año para esta nueva entrega de larga duración. Un disco con 11 nuevas canciones para el que la discográfica ha puesto a su disposición a Tony Doogan (Belle & Sebastian, Mogwai o Super Furry Animals) que ya produjo Fuerteventura -el superéxito de su compañera de sello Russian Red- y que también se ha ocupado de las mezclas en su estudio de Glasgow. Además, la masterización se realizó en los estudios Sterling Sound de Nueva York.

El resultado es un disco con unas guitarras y unas baterías mucho más presentes que lo escuchado hasta ahora y toda una macedonia de influencias y estilos dirigidos a situar al grupo en el circuito de fans de un sonido que ya es un clásico de las apuestas en castellano en festivales de música independiente. Pese a que en los créditos del disco aparecen cinco nombres como integrantes del grupo, sólo comparecen cuatro de ellos en las oficinas de Sony en Madrid. José Chino (voces y guitarras); Juanca (batería y persusión); Jaime (Guitarras) y Pope (bajo).

"Preferimos que nos comparen con Vetusta Morla y Lori Meyers que con cualquier grupo de esos flamenquitos que salen todo el rato en Canal Sur. Muchos lo harán para molestarnos, pero no nos ofende en absoluto", asegura José Chino. "La música que escuchan ellos tiene mucho que ver con la que escuchamos nosotros. El hecho de que ellos estén allí arriba hace inevitable la comparación. No sé si llegaremos a su nivel. Pero el hecho de que hagamos una música muy parecida en el sentido de sonido y de influencias hace que te encasillen. La gente necesita ubicar las cosas", confirman los cuatro pisándose unos a otros.

Cuando se les pregunta por sus orígenes, su respuesta resulta al menos sorprendente: "Supersubmarina son cuatro amigos de Baeza, una localidad de Jaén. Nos conocemos de hace mucho tiempo. Fuimos juntos al instituto y jugábamos juntos al fútbol, lo típico de chavales de barrio. En los últimos cursos del instituto y los primeros de la universidad llegó un día en el que decidimos montar un grupo. Hicimos un grupo, como podíamos haber montado un restaurante: sin tener ni idea absolutamente de nada. Yo tocaba el piano en el conservatorio, pero ninguno teníamos ni idea de tocar y mucho menos de ser una banda", explica José.

Así que se compraron algunos instrumentos de segunda mano y "de una manera bastante cutre" empezaron a tocar en el sótano de la casa del cantante. "Fuimos haciendo canciones y la cosa fue creciendo. Hasta llegar al punto en el que podemos decir que somos músicos y hemos dejado de lado nuestras carreras y nuestros trabajos para dedicarnos en exclusiva a esto", dice José Chino.

Dicen que empezaron cuando tenían alrededor de 18 años y ahora van para los 25. Y confiesan el secreto de su éxito: el trabajo y los ensayos. "Es nuestro trabajo. Como el que va a la oficina. Nosotros cumplimos un horario y somos muy metódicos. Nos lo hemos tomado tan en serio, hemos echado tantas horas en esto que si en lugar de la música nos hubiera dado por la economía o el derecho, España no estaría en crisis en este momento y seríamos presidentes del Gobierno o ministros", aseguran entre risas y con mucho humor. 

Para este segundo disco, han incorporado a Javi Serrano (Hammond, Rhodes y Melotron) al que conocían de Jaén y al que necesitaban para "darle más empaque al sonido de Supersubmarina". La cuestión es: ¿Son cinco o cuatro los miembros del grupo?. Al hacerla se produce la siguiente conversación:

-Nosotros somos nueve trabajando en esta empresa. Y es tan importante el técnico de sonido como el que canta. Pero cuanto tienes que crear una marca y una imagen hay que centralizar las cosas. Si nos hubiera pillado ya con una trayectoria, no hubiera importado pasar de ser cuatro a cinco, la gente ya sabría qué es Supersubmarina, pero ahora mismo estamos empezando y necesitamos dejar clara una marca y una imagen del grupo- responde Juanca.

-Es curioso que os refiráis a un grupo de rock con la palabra "empresa".

-Es que lo es. Nuestro asesor nos lo recuerda todos los días-, afirma Pope ante el asentimiento general del grupo

-¿Asesor musical?

-No. Asesor, asesor. Siendo realistas esto es una empresa. Hoy en día la música no es como era antes… Hemos aprendido que es así. Nuestra empresa de management (Pink House Management que también representa a Lapido y Fuel Fandango) cuando nos contrató, nos llevó por este camino que estamos siguiendo. Funcionamos como una empresa, pero a la hora de tocar, somos una banda.

Lo curioso es que con esta visión tan comercial de las cosas, hayan elegido Santacruz un título tan poco comercial para el disco. "Es que no somos el grupo más comercial que puedas escuchar por ahí, la verdad", responde José. "Hay mucho de cultura popular andaluza en Supersubmarina. Somos muy andaluces siendo de la parte de Andalucía menos andaluza. El disco está cargado de palabras que hacen referencia a cosas religiosas, pero es algo que pasa mucho en nuestra tierra. Es nuestra cultura y nuestra tradición. Llevamos esa marca también. Haber nacido en Andalucía significa llevar también esa Santa cruz. Pero volviendo a las influencias, estamos muy marcados por el sonido de Granada, de Los Planetas, Lori Meyers, 091, Napoleón solo. De ahí venimos y esperamos llegar algún día a ser tan grandes como ellos".