Angel Molina: “4’:33” de John Cage es perfecta para romper con alguien”

El dj, figura fundamental de la música electrónica en España, confiesa algunas de sus secretas predilecciones musicales

Si uno trata de explicar la evolución de la cultura de club y la música electrónica en España en los últimos 20 años y quiere ir al grano puede fácilmente remitirse a la biografía de Angel Molina. Dj de prodigiosa técnica, sobrio y elegante, es capaz de recorrer en una misma sesión todos los paisajes que van de la luz a la oscuridad (estadio en el que se desenvuelve especialmente bien). En este Audiomatón repasa algunos importantes momentos sonoros de su vida (como el sorprendente disco que le descubrió el gusto por la música) e incluso los de su capitulación final (con el tema que le gustaría escuchar en su funeral). ¿El disco que nunca falla en la pista después de tanto tiempo pinchando? También lo tenemos. Y todo ello, generosamente razonado.

La canción/disco que me descubrió el gusto por la música. Quién sabe…Pero por hacer un poco de patria, por ser el primer grupo al que ví en concierto, por ser el primer álbum que me regalaron (motivo por el que mis padres me compraron a posteriori un tocadiscos) y por ser el primer single que me compré de mi propio bolsillo, Me Colé En Una Fiesta de Mecano.

Aún ando a la búsqueda de su edición promocional con portada en forma de tríptico, así que si a alguien que lea estas líneas le sobra una, o me quiere vender la suya, ya sabe…

El disco que he llevado más noches en mi maleta de dj. No soy mucho de repetir temas, siempre intento adecuar el repertorio al momento actual. Tampoco soy mucho de colar clásicos en las sesiones, salvo sets especiales. Aún así probablemente de los que más veces haya llevado en mi maleta son The Vamp de Outlander, o Star Dancer de The Martian.

Realmente no estoy seguro cuál ganaría en veces, de ambos tengo varias copias porque las originales están más que destrozadas…

La canción que nunca falla en la pista de baile. Debería ser algo más que conocido, al público le suele costar asimilar las novedades, incluso en la música electrónica! Probablemente volvería a escoger The Vamp de Outlander, siempre consigue una reacción más que salvaje.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Una canción perfecta para el amanecer. Perfecta para el amanecer, o el atardecer, tanto da. Siempre recordaré este tema pinchado por mi querida Romina Cohn en una playa de Punta del Este, inolvidable…

La canción más triste del mundo. Supongo que encontraría varias, pero escojo un fragmento de F. Schubert, Trio In E-Flat Major, Opus 100 (Excerpt). A pesar de no ser para nada entendido en música clásica, descubrí esta pieza en la banda sonora del film El Ansia (The Hunger), una de mis all-time-top-3-movies.

El mejor álbum de electrónica de todos los tiempos. Imposible escoger uno…Como solución propongo mi disco favorito de mi banda favorita, A Broken Frame de Depeche Mode. Como los propios DM han comentado en infinidad de ocasiones, no se trata de un trabajo maduro ni esencial en su carrera (de hecho tanto ellos como sus seguidores lo suelen despreciar). Yo en cambio, por intimista, por ingenuo y por contener The Sun & The Rainfall, lo escojo como mi disco esencial

La mejor canción de mi nuevo artista favorito. Diría Light Asylum, por ser la única banda novel que me ha hecho coger un avión para verlos en directo, uno hacia Londres y otro hacia Brooklyn, no al lado de casa precisamente...

Acaban de publicar este mismo mes de mayo su primer larga duración, y creo que temas como Hour Fortress reviven de la manera más digna y creíble el synth pop de los 80´s.

La canción que usé para terminar mi última sesión (dónde). Una de las últimas fue en Nitsa (Barcelona), y a modo de bis acabé con el remix que ha hecho recientemente Carl Craig del Azure de Slam. Excelente y dulce regusto final (no soy de acabar con temas agresivos, prefiero que el público regrese calmado a casa…).

Una canción que me gustaría no volver a oír más… Hay tantas... Me conformaría con no escuchar nunca más el ‘Party Rock Anthem’ de LMFAO (detesto la música de broma). Y por su puesto desearía no ver ese vídeo horroroso nunca más, cosa difícil…

El tema con el que he empezado hoy el día. Lo he empezado con el primer tema del próximo disco de Maps And Diagrams, titulado Sylvan Spring. No es mi favorito, pero irremediablemente es el primero que suena (tenía que feedbackear el disco, de ahí que empezara por el principio). De todas formas todo el álbum es excelente, muy entre shoegaze y drone, totalmente recomendado.

Disco/tema perfecto para un aeropuerto. A pesar de no usar frecuentemente auriculares fuera de las cabinas (simplemente por protección de oídos), para viajar me atrae mucho lo galáctico, lo drone, lo futurista, la new age… Cualquier disco / estilo que no me distraiga en absoluto de lo que pasa alrededor mío, ya que soy muy observador y no quiero perder detalle alguno, en especial en los aeropuertos, que dan mucho de sí.

Como ejemplo he escogido uno de los sellos que más me ha gustado últimamente, Public Information. Aquí su primera referencia.

El tema que quiero que suene en mi funeral. Así como en la canción más triste del mundo, supongo que encontraría varios, pero después de haberlo escuchado varias veces en directo, me quedo con The Next Life de Suede. A pesar del dramatismo del tema, me sugiere la manera perfecta de irse, en silencio, sin hacer demasiado ruido…

Una canción perfecta para romper una relación. No creo que hayan canciones perfectas para romper con nadie, y además tendría que diferenciar si la ruptura es de mutuo acuerdo o hemos acabado tirándonos los platos a la cabeza. De todas formas, como me conozco y no creo que estuviera demasiado de humor, escojo el 4':33’' de John Cage por motivos obvios.

Un tema que me recuerda un momento de felicidad. El mejor momento de felicidad de los últimos años, haber conocido a la persona que me aguanta a diario, cosa nada fácil. Y nunca pensé que fuera con este tema de fondo.

Angel Molina pincha en el KGB de Barcelona el día 24 de mayo como colofón a una noche de EBM en la que actúan Alex Sex Fiend.

Sobre la firma

Daniel Verdú

Nació en Barcelona en 1980. Aprendió el oficio en la sección de Local de Madrid de El País. Pasó por las áreas de Cultura y Reportajes, desde donde fue también enviado a diversos atentados islamistas en Francia o a Fukushima. Hoy es corresponsal en Roma y el Vaticano. Cada lunes firma una columna sobre los ritos del 'calcio'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS