Regresa Saint Etienne, grupo que definió los noventa

Músicos y productores españoles repasan la influencia de la banda El grupo regresa a los escenarios siete años después de su último elepé

El grupo británico Saint Etienne.
El grupo británico Saint Etienne.

Nunca consiguieron un número uno, pero a pocos grupos del indie británico les hubiera hecho más ilusión. Siete años después de su último elepé, vuelve Saint Etienne con Words and music, su octavo álbum de estudio y enésimo homenaje a Londres. El trío formado por dos antiguos periodistas musicales, Bob Stanley y Pete Wiggs, y la cantante Sarah Cracknell —todos ellos ya más cerca de los 50 que de los 40, pero con el espíritu de militantes del pop intacto— ha mantenido una relación de amor y a veces odio con la capital inglesa que ha inspirado buena parte de su repertorio.

El single de avance, Tonight, presentado en febrero, relata los momentos previos a asistir al concierto de tu grupo favorito y reivindica la capacidad que tiene el pop para moldear la vida de las personas. Un regreso a las esencias y, a la vez, un compendio de las virtudes que los convirtieron en los noventa en el epítome del cruce entre el pop independiente y la música de baile. La electrónica de la era rave, los teclados italo de los ochenta, el soul rompepistas de los sesenta y el folk son los polos sobre los que han gravitado con irregular intensidad durante 22 años de carrera. Amén del humor, las letras inteligentes y una factura ligeramente lo-fi que, pese a contar con la producción de auténticos maestros de la radiofórmula (como el exXenomenia Brian Higgins o Richard X, entre otros), les han alejado, voluntaria o involuntariamente, del estrellato 'mainstream'.

La fórmula encontró una de sus respuestas más efusivas entre el público y los festivales independientes españoles, que han programado a la banda como reclamo de peso en numerosas ocasiones. Alguno de sus himnos, como He's on the phone (una versión libre de Week-end à Rome, de Etienne Daho, que se convirtió en su mayor éxito, puesto número 11 en la lista de singles británicos), Sylvie o Like a motorway, sigue años después codeándose en las tracklists de discotecas indies urbanas y de provincias con Morrissey o Blue Monday, de New Order.

"A Saint Etienne les conozco desde que sacaron su primer single y pensé: 'Yo quiero hacer eso, y quiero hacerlo así'. Con el sampler, con el pop, con lo retro y lo moderno, sin prejuicios ni complejos", explica Genís Segarra, mitad de los dúos Hidrogenesse y Astrud. "Tienen la cultura musical de un bibliotecario y la frescura de un novato. Siguen siendo uno de mis grupos favoritos. La relación que tengo con ellos no la tengo con ningún otro grupo".

Para Nacho Canut, de Fangoria, el trío representa su parte favorita de la década de los noventa: "Como buenos ingleses, son muy estilosos, y su mezcla de pop puro con el sonido mod inglés de los sesenta y el techno (raruno a veces, como cuando colaboraron con To Rococo Rot, y otras, eurodance supercomercial) me parece perfecta. Estoy deseando oír lo nuevo que han hecho y poder compararlo con el resto del pop actual", asegura.

Otro de sus ilustres fans españoles es Miqui Puig, que se muestra igualmente entusiasmado con el regreso de la banda: "La portada de su último single lo resume todo. Es el universo pop imaginado en uno. La veneración por héroes, a veces incluso minúsculos, de un solo single, de un solo albúm. El pop en extensiones barbaras y letras que se ven desde unas millas más alla, sea norte o sea sur. Son esclavos de la melodía y señores del 'tempo", define el que fuera líder de Los Sencillos.

Words and music sale a la venta el próximo 21 de mayo bajo el sello Universal. Una semana antes, lanzarán el single I've got your music, producido por Tim Powell, responsable del sonido de algunos éxitos de Kylie Minogue, Girls Aloud y Sugababes. Mientras, se puede escuchar Answer song, otro de los cortes del álbum, en Pitchfork.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50